J.L. Fernandez's Blog

Interviews, articles, and other synthetic delusions of the Electric Head

Entrevista con… Mavis Staples

Posted by jlfercan en agosto 23, 2009

La palabra “leyenda” se queda corta cuando hablamos de la hija del mítico Roebuck “Pop” Staples. Más allá de la importancia histórica de su trayectoria junto a los Staple Singers, donde deslumbró a propios y extraños debido a la rotundidad de su voz, Mavis ha seguido su camino hasta consagrarse como una de las mayores leyendas vivas del Soul. Reivindicada hasta la extenuación por Curtis Mayfield o Prince, artífices de su reaparición en los 70’s y 80’s respectivamente, la vimos volver el pasado año de la mano de Ry Cooder, con el álbum “We’ll never turn back”. A sus 68 años, sigue teniendo una personalidad absolutamente arrolladora. Recordemos que esta mujer rechazó a todo un Bob Dylan cuando éste le pidió matrimonio a mediados de los 60. Nosotros tendríamos algo más de suerte que el viejo Bob, y Mavis nos abriría su corazón. Eso si, durante unos escasos treinta minutos.

mav1

Actúas en España dentro de unas semanas. ¿Qué puede esperar la gente de un show de Mavis Staples en pleno 2008?

“Creo que estoy en una etapa interesante de mi carrera, porque tengo un repertorio muy amplio, hay mucho donde elegir. Pero como mi nuevo álbum tiene ese sentimiento Gospel tan claro, estoy ofreciendo unos conciertos muy basados en ese sonido. Creo que el Gospel tiene todavía un poder muy fuerte, muy provocador, y eso es lo que hace impactantes las canciones. Les da un componente extra de alegría y solemnidad. Yo he interpretado todo tipo de estilos, he cantado canciones de Rock n’ Roll, he grabado muchos Blues, y se me suele considerar, generalmente, como una cantante de Soul. Pero créeme, desde los primeros tiempos con los Staple Singers, siempre he sido una cantante de Gospel,  y lo seguiré siendo hasta el final de mis días”.

Hablemos un poco acerca de “We’ll never turn back”. ¿Cómo fue trabajar con Ry Cooder? Es una leyenda respetada por todo el mundo, pero se dice que tiene una personalidad algo difícil

“Me encantó trabajar con Ry, el álbum ha quedado tan bien… Si te gusta “We’ll never turn back”, todo el mérito es suyo. No sólo como productor, sino que prácticamente fue él quien ideó el concepto del disco. Yo quería grabar un álbum muy Gospel, incluir muchas de esas canciones, que significaron mucho para la gente negra en Estados Unidos durante la época de la segregación, pero fue él quien me animó a grabar un álbum enteramente basado en ello, y decidió el listado de temas. Ry es un maestro, domina todos los géneros. En ese sentido, me recuerda a mi padre, Pops. Él llevaba años queriendo trabajar conmigo, quería mi voz y sabía exactamente lo que quería hacer con ella. Sobre su personalidad, él es un hombre muy exigente, y quiere que se hagan las cosas a su manera. Te pondré un ejemplo: siempre que grabo un disco y me tengo que trasladar a otra ciudad, por lo general me gusta llevarme trabajo al hotel, después de la grabación. Es decir, que tras cada sesión, me gusta consultar con el productor qué es lo que vamos a grabar el día siguiente, y asi hacerme a la idea esa noche en la habitación del hotel, repasar las letras, ensayar un poco… pues Ry se negaba a ello, no me decía lo que ibamos a grabar hasta que entraba en el estudio la mañana siguiente. Cada día yo le decía “Vamos, hombre, dime cuales hacemos mañana”, y hacía un gesto negativo con la cabeza. Yo pensaba “Dios, este hombre…” (Risas), pero fue un acierto, creo que le dio un plus de espontaneidad al trabajo”.

mav3

Todos los grandes del Gospel, como Ray Charles o Sam Cooke, tuvieron problemas de aceptación cuando empezaron a interpretar Soul. ¿Cómo fue para los Staple Singers esa transición?

“Bueno, cuando interpreto esa clase de canciones, me siento como en casa, porque ese es el sonido que me ha convertido en lo que soy. En el caso de los Staple Singers, esa transición se produjo cuando conocimos al Dr. Martin Luther King. Recuerdo que estábamos de gira, y mi padre, Pops, fue a escucharlo hablar a una iglesia. Llegó y nos dijo “He escuchado al Dr. King, y me gusta como habla ese hombre, me gusta su mensaje”. Asi que empezamos a escribir algunas freedom songs, y cuando le conocimos nos animó a seguir por ese camino, nos dijo que eramos estrellas, y que teníamos el poder de concienciar a la gente, y por eso escribimos canciones como “Respect yourself”. Pero seguían siendo canciones con trasfondo religioso, positivas. Sólo grabamos una canción enteramente “secular”, “Let’s do it again”, una canción escrita por Curtis Mayfield para una película. Curtis nos estaba enseñando la canción, y le dijo a mi padre “Pops, ésta es tu parte”, y Pops estaba escandalizado, “¡Curtis, tio, no puedo cantar esto, soy un hombre de iglesia!” (Risas). Y Curtis “Venga, hombre, es sólo una película, no vas a ir al infierno por esto. A todo el mundo le va a encantar”. Y al final, entre Curtis, mis hermanas y yo, Pops dio su brazo a torcer. Y “Let’s do it again” se convirtió en uno de nuestros mayores éxitos, llegó al número uno”.

¿Cómo se tomaron el cambio los fans más radicales?

“No lo aceptaban, nos pasó lo mismo que a Sam Cooke. Eran gente de iglesia, y no querían ver su música fuera de alli, mientras que nosotros queríamos llevar el Gospel y el Soul a todas partes. Con otro de nuestros hits, “I’ll take you there”, tuvimos muchísimos problemas, porque fue la primera vez que una de nuestras canciones sonaba en la radio. Empezó a oirse en las emisoras de rhythm n’ blues, y algunos predicadores empezaron a decir en la iglesia que nos habíamos pasado al otro lado, que cantábamos la música del diablo. “I’ll take you there” habla de felicidad, de tiempos mejores, de ir a un lugar donde todo el mundo es feliz y sonríe, y cosas como esas les parecían escandalosas. Y los problemas no eran solo con los fans del Gospel, sino con la propia compañía de discos, que no querían que grabasemos temas así. Esa canción se grabó en Muscle Shoals, aquellos tipos nos ayudaron a sacarla adelante, pero la compañía se quejó, y no enviaron un solo disco promocional a ninguna emisora de radio. Eran los propios locutores los que compraban el single y lo pinchaban una y otra vez, y ahora prácticamente es nuestra canción más conocida”.

mav8

Me hablabas de Muscle Shoals. Actualmente se está reivindicando mucho el trabajo de todos esos músicos de sesión. Da la impresión de que la gente de Stax y Atlantic enviaban alli a sus artistas en busca de inspiración, y no deja de ser extraño que sucediese en un lugar tan conservador como Alabama. Imagino que alli trabajaríais con gente como Spooner Oldham, David Hood

“¡Exacto!. Y con Jimmy Jonson, Barry Becker, Roger Hawkins. Se hacían llamar a si mismos The Swampers, y eran unos músicos de sesión absolutamente matadores, todos querían trabajar con ellos. Ayudaron mucho a gente como Wilson Pickett, Aretha Franklin… Esos tipos eran geniales, todo ritmo”.

¿Qué ha pasado con la música negra actual? Es terriblemente vulgar y repetitiva. Yo mantengo la teoría de que es por la pérdida del background Gospel que sí tenían los intérpretes de los 60 o los 70. Los nuevos cantantes ya no se forman cantando en la iglesia

“Es terrible, puede que tengas razón. Los nuevos artistas ya no se fijan en el viejo Gospel, no es una de sus influencias. Hay algunos cantantes de Hip Hop Gospel, una mezcla que personalmente me parece horrible. Poco antes de que mi padre muriera, a veces veíamos juntos videos de rap en tv, y le decía lo horribles que me parecían. Le decía que en algunos momentos me parecía que se burlaban de lo que nosotros habíamos conseguido después de tantos años. Sin embargo Pops seguía teniendo una mente abierta, me decia “Mavis, no juzgues a esos chicos. Pertenecemos a generaciones distintas. No puedes esperar que canten lo mismo que nosotros cantábamos, todo es muy distinto ahora”. El comprobar que mi padre podía aceptarlo me hizo ser un poco más tolerante, pero la verdad, todavía me cuesta mucho escuchar a esa clase de cantantes”.

Los Staple Singers girábais habitualmente en la llamada Gospel Highway, una pequeña ruta de iglesias que sirvió como lanzadera para las grandes estrellas del Soul. La misma que hacían habitualmente artistas como Ray Charles, Sam Cooke o Solomon Burke en las primeras etapas de su carrera. ¿Qué recuerdos tienes de esa época?

“Eso es, “the gospel highway”… bueno, yo era una niña, asi que para mi se trataba de diversión (Risas). Me gustaba mucho girar, porque conducíamos mucho, visitábamos nuevos lugares. Íbamos a Alabama, Arkansas, y era complicado, porque nunca sabías qué esperar de la gente blanca del Sur por aquel entonces. Nosotras habíamos crecido en Chicago y alli todo era más fácil, y nuestro padre nos advertía de lo que pasaba en el Sur. Asi que cuando llegábamos a cada sitio donde teníamos una actuación, teníamos mucha curiosidad, éramos niñas, y lo primero que queríamos hacer era ir al centro de la ciudad, y ver las tiendas, comprarnos cosas… Y mi padre nos decía “Podéis ir a la ciudad, pero no intentéis comprar nada, o podéis meteros en un lío”. Pero éramos niñas, no pensabamos que nos pudiese pasar nada malo. Un día en Jackson, Mississippi, vimos unos zapatos preciosos en un escaparate, y pensabamos que serían geniales para llevar en el escenario esa noche. Asi que le preguntamos a la dependienta por ellos, y nos dijo que eran los zapatos más caros de toda la tienda. Le preguntamos por la talla, y nos contestó “No podéis permitiros comprar esos zapatos, tenéis que iros”. Creo que fue la primera vez que me di cuenta de lo difícil que era ser negro en el Sur. Cuando le contestamos que no, que no estabamos dispuestas a aceptar eso, y en situaciones similares, siempre nos decían “¿No sois de aquí, verdad?”, pero siempre les decíamos que si, que éramos de alli, que no estábamos dispuestas a aceptar ningún trato denigrante por parte de nadie. Antes de eso, yo nunca me había dado cuenta de ese odio que sentían hacia nosotros, lo consideraba algo normal. Tuvimos nuestro primer hit cuando yo tenía 13 años, asi que crecí en la carretera, de hecho no podía ir a clase los lunes porque cada domingo teníamos actuación en alguna iglesia, y el lunes nunca llegaba a tiempo a clase, asi que me pasaba el viaje haciendo los deberes en la furgoneta”.

mav2

Tu voz sobresalía claramente entre las demás. Se dice que, antes de que existiesen imágenes vuestras, muchos de los que compraban vuestros discos estaban convencidos de que tu voz era la de un hombre

“Sí, y para una adolescente era algo terrible. Cuando actuabamos en algún sitio, muchos hombres habían montado una especie de apuesta, porque querían comprobar si yo era un chico o una mujer mayor y corpulenta, porque simplemente no podían creer que una niña de catorce años pudiese cantar asi. Y no sólo eso, sino que cuando estabamos de gira en algún hotel y pedía algo por teléfono al servicio de habitaciones, siempre me contestaban “Yes, Mr. Staple”, y eso me hacía enfurecer (Risas). Siempre les gritaba “I’m a lady” (Risas), pero con el tiempo aprendí a sobrellevarlo”.

En el nuevo disco pareces recuperar ciertos recuerdos sobre lo duro que era girar por el Sur en aquellos años. Hace algún tiempo hicimos una entrevista con Solomon Burke y nos habló mucho sobre el tema

“Claro, yo lo viví siendo una niña, y para mí era normal, pero gente como Solomon lo sufrieron en primera persona. En el Sur, no te podías alojar en la mayoría de los hoteles, asi que al terminar la actuación debíamos conducir horas y horas hasta volver a casa, o quedarnos con alguien conocido, que generalmente eran músicos tambien. Mi padre tenía muchos amigos, se llevaba muy bien con el padre de Aretha Franklin, y a veces Aretha y el Reverendo Franklin se venían de gira con nosotros. Recuerdo una vez que casi se pegan con los empleados de una gasolinera, que no nos querían poner gasolina por ser negros, y empezaron a insultarlos. Mi hermano tuvo que agarrar a mi padre para que no empezase una pelea, y Aretha tuvo que agarrar al suyo. Era terrible, condiciones muy duras para hacer una gira, pero como yo era pequeña me limitaba a pasármelo bien, y eso era lo que hacía, hasta que nos cruzábamos con alguna persona blanca que intentaba humillarnos. Una vez incluso nos metieron en la cárcel”.

mav7

¿Qué pasó?

“Fue en Memphis, yo tenía dieciséis años y ya conducía, asi que durante el día lo hacía mi padre y a mi me tocaba hacerlo durante la noche. Estaba amaneciendo, y paramos en una gasolinera, y yo necesitaba algo de cambio, asi que entré para pedirle al dependiente unas monedas, y se negó a atenderme, me dijo que me fuese de alli. Asi que empezó a gritarme, y mi padre entró a ver qué pasaba, y empezaron a discutir, y entonces aquel hombre empezó a gritarle a Pops, y dijo una terrible insulto referido a mi, una palabra que no me gustaría repetir. En cuanto mi padre escuchó aquella palabra le pegó un puñetazo, y llevaba un anillo en el dedo, asi que el tipo empezó a sangrar por la boca. Él creía que mi padre era un viejo, debido a su pelo canoso, y por eso le gritaba, pero mi padre no era ningún anciano, tenía canas desde los veinte años, asi que le dio un buen golpe. Entonces aquel hombre intentó llegar a una puerta que había al lado del mostrador, y nosotros sabíamos que probablemente estaría armado, estábamos aterrorizados. Mi hermano Curtis escuchó aquel escándalo y salió del coche, y se tiró sobre aquel tipo, y lo derribó. Por supuesto aquel hombre no esperaba que hubiese un hombre joven en el coche, y salió corriendo. Entonces nos dimos cuenta de que en unos minutos la policía iba a estar buscándonos, y que podíamos tener muchos problemas en una ciudad como Memphis, asi que mi hermano nos metió en el coche y sugirió ir al Lorraine Hotel, que estaba a la vuelta de la esquina, y que es el hotel donde fue asesinado el Dr. King. Pero Pops dijo “No, Curtis, ese va a ser el primer lugar donde nos busquen”, y me pidió que condujese hasta llegar a casa. Yo me puse al volante, y media hora más tarde una patrulla nos obligó a parar. Había tres coches de policías atravesados en la carretera, y se aproximaban a nuestro coche apuntándonos con rifles, nos echaron a los perros, que estuvieron varios minutos tirándose contra el cristal y ladrando… creo que fue el momento que más miedo pasé en toda mi vida. Y después nos esposaron a todos, me detuvieron por conducir un coche dandose a la fuga, y a mi hermano y a mi padre por agresión. A mi padre lo trataron fatal, no paraban de gritarle y de llamarle “chico” como si fuese un criado, porque en el Sur se referían a los negros como “chicos” tuviesen la edad que tuviesen. Y mi padre les decía a los agentes que todo había sido un malentendido, les decía “Soy un padre de familia, y estos son mis niños. Somos una banda de Gospel, grabamos con Stax Records, y aquí en Memphis cualquiera podría decirle quienes somos”. Pero el problema fue que aquel empleado de gasolinera les había dicho a los policías que le habíamos golpeado y que después le habíamos robado. Entonces nos metieron a cada uno en un coche distinto, yo y mi hermano en uno, Pops en otro, y mi hermana en el tercero, ¡y nos llevaron a la cárcel!. Y alli ocurrió algo inesperado, porque nada más entrar, mientras nos llevaban esposados al calabozo, el hombre que limpiaba los pasillos era negro, y cuando vio a mi padre hizo una reverencia, no se lo podía creer, “Pops Staples, ¿qué haces tú aquí?”, “Hey, este hombre no debería estar aquí, es un gran músico”. Y Pops tenía una expresión de orgullo que nunca olvidaré. Asi que aquel hombre no paraba de decirle a los agentes que era un error, y el policía que estaba al cargo aquella noche vino y le preguntó a Pops qué había pasado, y finalmente todo se solucionó, pero el suceso salió en todos los periódicos. Al menos cuando volvimos a Memphis, como diez años más tarde, había un montón de policías viendo nuestro espectáculo, porque recordaban el incidente, y vinieron a disculparse. En fin, los 60 fueron tiempos muy, muy duros”.

Precisamente en el tema “My own eyes”, pareces citar recuerdos de ese tipo, y es el único que lleva tu firma entre esa colección de versiones

“Hay una estrofa que se refiere a ese mismo incidente. (empieza a cantar) “when i was just a little girl/ drivin’ with my dad/ thrown into jail for nothing/ by some southern racists cops”. En esa canción explico que todo eso lo he visto con mis propios ojos, pero que estoy aquí, he sobrevivido”.

mav5

Otra estrofa habla de lo sucedido en New Orleans tras el Katrina. Una forma de conectar pasado y presente

“Claro, es otro episodio que también he visto en primera persona. Cuando sucedió, no paraba de pensar que algo así necesitaba una canción, que había que reaccionar de algún modo. Veía a esos políticos mentirosos e incompetentes, y no paraba de pensar que, de estar todavía el Dr. King entre nosotros, seguramente habría tenido algo que decir sobre la tragedia de New Orleans. Como ves, este CD es como un resumen de mi vida”.

En los 70 colaboraste con el gran Curtis Mayfield, e incluso grabaste en su sello. Cuéntanos como era tu relación con él y cómo recuerdas a Curtis

“En este negocio se mueve mucha gente, y cuando llevas unos años girando, acabas conociendo prácticamente a todos los músicos de tu generación. Pero a veces conoces a gente especial, y afirmo sin ninguna duda que Curtis fue una de las personas más bellas que conocí jamás. Curtis era un buen amigo de la familia, era casi un hijo para mi padre, pero aun no era conocido, su carrera estaba empezando. Hablábamos mucho y yo siempre le decía que tenía que escribir más y más canciones. Le decía “Eres un gran escritor, tienes talento, vas a ser grande”, pero él era muy humilde, y aún no se atrevía a despuntar en solitario. A veces nos llamaba, para hablar con Pops, y cuando nos veíamos me enseñaba el material que estaba componiendo, y yo le daba mi opinión. Me enseñó algunas de esas canciones, y eran cosas como “People get ready”, o “Move on up” (empieza a cantar la canción), y yo lo vi, vi claramente que tenía un talento fuera de lo normal. Siempre fuimos grandes amigos, y vivimos en el mismo barrio durante años. Como te decía, una de las personas a la que extraño más, junto a mi padre, ambos eran hombres parecidos, la gente les adoraba.

mav4

El accidente que sufrió en los 90 (se le cayó encima una torre de luces durante un show, y quedó paralizado de cabeza para abajo, hasta morir diez años después) tuvo que ser terrible para él

“Lo fue, pero jamás perdió el sentido del humor, siguió siendo un hombre muy cálido. Además, nunca dejó de componer canciones. No se si lo sabrás, pero grabó un disco más, estando ya paralítico, llamado “New World Order”. Me llamó y me dijo “Mavis, he escrito una canción en la que no paro de repetir tu nombre. Es el destino, tienes que cantar conmigo en ella”. Y yo le dije: “¿Ah,si? ¿Cómo se titula la canción, Curtis?”. Y me dijo “Mrs. Martha”, y no se paraba de reir. Y eso era cuando ya estaba muy, muy enfermo, de hecho fue su último disco. Y considero un auténtico honor el que aparezca mi nombre ahí. No puedo expresar lo que significan sus canciones para mi, tenían un mensaje detrás, no eran simples palabras. Curtis Mayfield, junto con Bob Dylan, son los dos grandes poetas de la historia de la música”.

J.L. Fernandez, 2008. Entrevista completa publicada en el nº414 de la revista Popular 1.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: