J.L. Fernandez's Blog

Interviews, articles, and other synthetic delusions of the Electric Head

Entrevista con… Steven Van Zandt (The E Street Band, Los Soprano)

Posted by jlfercan en agosto 30, 2009

Desde que Springsteen le fichara para la E Street Band hace treinta años, debido a su fama como compositor y arreglista, Little Steven se ha convertido en una de las personalidades más polifacéticas y singulares del mundillo rockero. Ya sea como fiel escudero del Boss sobre los escenarios, o consiglieri del temible Tony Soprano en la pequeña pantalla, estamos ante el hombre que mueve los hilos, capaz de dar un toque extra de distinción a cualquier proyecto en el que se involucre. Mientras muchos artistas de éxito derrochan su fortuna en caprichos arbitrarios o ridículas proyecciones de su ego, él prefiere invertirla en ver cumplidos sus sueños de juventud, y en apoyar la música que ama hasta sus últimas consecuencias. Es lo que le lleva cada semana a pinchar las canciones más cool del mundo en su exitoso programa de radio, a reunir a algunas de sus bandas favoritas en el festival que lleva su nombre, y en última instancia,a apadrinar a toda una generación de jóvenes bandas por medio de su nuevo sello, Wicked Cool Records. Ese es precisamente el motivo de la entrevista que leeréis a continuación.

ste6

Suena el teléfono con puntualidad británica. “¡Aquí Stevie Van Zandt!, ¿estabas nervioso o qué? ¡lo has cogido al instante, el teléfono no ha sonado ni una vez!”. No hay duda, es la característica voz de Silvio Dante, tan familiar para cualquiera que haya seguido “Los Soprano” en versión original. Cuando parece que vaya a citarme en el Bada Bing, o a proponerme algún turbio asunto, se muestra tremendamente interesado en saber si he recibido los discos que acaba de editar con su sello, y cuáles me han gustado más. Le felicito por su labor, y le comento que me ha sorprendido gratamente el álbum “Infinite soul” de la banda The Grip Weeds, y por un momento tengo la sensación de estar charlando de música con cualquiera de mis amigos. Steven se deshace en elogios hacia el grupo, empieza a hablarme de cómo los conoció, y me queda claro que la suya es mucho más que la visión de un hombre de negocios. Estoy hablando con alquien que vive la música veinticuatro horas al día, y que no tendría problemas en hablar, en los cuarenta y cinco minutos siguientes, de sus próximos proyectos junto a Bruce Springsteen, su visión de la industria musical, sus experiencias en “Los Soprano”, o los días de gloria de la escena de Asbury Park.

Hablemos un poco acerca de la filosofía y la identidad de Wicked Cool Records. Imagínate que ahora te digo que toco en una banda de Rock, ¿qué necesito para que nos hagas un contrato?

“Si quieres grabar con nosotros, tu banda sólo necesita cumplir dos o tres requisitos, aunque se trata de cualidades muy importantes. Verás, el sello tiene una identidad muy definida. La idea básica es sacar adelante un sello pensado para la gente a la que le gusta comprar discos y descubrir grupos nuevos, y que además ese sello esté dirigido por gente que también ama la música, no por ejecutivos que sólo piensen en números. Ese es el gran reto: cambiar la percepción de la gente sobre la propia industria musical, porque es algo impresentable gastar tu dinero en un álbum para que al final solo tenga uno o dos temas que valen la pena. Esa es una de las causas que han hundido al negocio musical, y queremos intentar volver atrás, recrear una era en la que los discos sólo incluían buenos temas, y eran objetos que valía la pena llevarse a casa. Yo trabajo mano a mano con cada banda, me reúno con ellos y nunca sacamos el disco hasta que no tenemos doce o quince temas que merezcan la pena”.

Imagino que al trabajar con músicos tan jóvenes, te vendrán a la cabeza muchos recuerdos de cuando tú mismo estabas empezando en esto. ¿Te sientes algo así como un consejero? ¿un gurú generacional?

“¿Sabes una cosa? Todo ha cambiado mucho desde los 60, y echo muchas cosas de menos. Creo que por aquel entonces los músicos teníamos más presentes las raíces. Siempre les digo a los músicos que esto no deja de ser un oficio, algo artesanal, y uno ha de aprender el oficio en base a la experiencia de los que ya hemos conseguido triunfar. No es muy diferente a fabricar mesas o sillas, o a ser albañil y construir una casa. Hay una forma de hacerlo, una tradición de décadas, y no puedes pretender llegar alto si no aprendes cómo se hace. Les hago entender que aunque tengas una imagen genial y sepas tocar un instrumento, nadie nace siendo un gran escritor de canciones, ni una gran banda de Rock & Roll surge de la nada, sino que requiere un proceso de aprendizaje. Si nos atenemos a los hechos, creo que ese ha sido el gran problema de la música durante los últimos años: todo tiene que ser fácil y rápido, ya nadie quiere aprender el oficio, y por cuesta tanto en la actualidad encontrar algún artista que vaya a ser tan relevante como lo fueron para nosotros los grandes grupos de los 50 y los 60”.

ste3

¿Dirías que el problema es no conocer lo suficiente el pasado?

“Efectivamente. Si te fijas en mi trayectoria, o en la de Bruce Springsteen, ambos crecimos siendo músicos de bar, y tengo la sensación de que los músicos ahora se están saltando esa fase. Ponen un marcha una banda, escriben un puñado de canciones, y creen que es suficiente, que están capacitados para empezar a dar conciertos y grabar un disco. Ése no es el camino. El estrellato es un proceso, y se compone de varias etapas, y la de ser una banda de bar es una de las más importantes. Mira, esto es siempre así: está la primera etapa, en la que empiezas a familiarizarte con tu instrumento, conoces a otra gente y formáis un grupo, y después encontráis un garage o un local donde os juntáis para ensayar, hasta ahí todo va bien. Después tenemos una segunda etapa, que es en la que das el salto, del local de ensayo al escenario. Hablamos de escenarios pequeños, ya sea en tu local delante de otra gente, en fiestas, o delante de tus amigos; eso te lleva ante el público por primera vez. Una vez has llegado ahí se produce el error del que hablamos. Si las cosas funcionas, empiezas a tomártelo en serio, te crees que ya estás listo, pero has de esperar un poco, porque todavía no estás preparado para ser un músico profesional, sino que aún te espera la fase de la que te hablaba antes: la de ser una banda de bar. Has de encontrar algún local donde puedas tocar cada fin de semana, o un par de veces al mes, durante algún tiempo. Es ahí pruebas tus primeras canciones y aprendes a tocar las de otra gente, para no hacer siempre el mismo show. Y deberíamos recordar algo fundamental: cuando tocas en una banda de bar, la gente no está alli para verte a ti particularmente: la gente está alli para divertirse, y no te queda otro remedio que conseguir hacerles bailar (Risas). Sigue mi consejo: haz bailar a un bar lleno de gente que no sabe quien eres, y tener a un estadio a tus pies será pan comido (Risas). Es entonces cuando te ves forzado a tener siempre ases en la manga, una lista de treinta, cuarenta canciones conocidas que animen a la gente, porque lo normal es que no tengas suficientes temas propios. Si haces eso, al final acabas defendiéndote con todo tipo de estilos musicales, y esa diversidad está ahí para enriquecerte como compositor en un futuro. Y lo de hacer bailar a la gente no lo digo en broma. Es muy importante que la gente baile al ritmo del Rock n’ Roll, porque es una forma de energía. Eso parece no existir ya, pero yo espero que podamos traerlo de vuelta. Porque ese es el secreto de que nuestros conciertos con la E Street Band sean tan buenos, y de que los de los Rolling Stones y los Beatles fuesen tan emocionantes, porque todos fueron bandas de bar en su día, y tenían que hacer bailar a su público. Los Beatles en Hamburgo y más tarde en el Cavern Club, los Stones en el Richmond Hotel, Bruce y yo en el Stone Poney, en los días de Asbury Park… Todos basábamos nuestros repertorios en canciones de otra gente, y fue asi como aprendimos a escribir las nuestras”.

¿Cómo surgió la idea de conducir tu propio programa de radio, “Little Steven’s Underground Garage”?

“Un día me levanté de la cama, puse la radio, y no pude escuchar ni una buena canción. Y me pregunté donde había ido a parar la radio que yo conocía, la que servía para descubrir algo sobre la actualidad musical. Ahora mismo, no hay otro lugar para las bandas nuevas de Rock que no sea mi programa .Como iba diciendo, la situación me parecía intolerable, y decidí empezar con “Little Steven Underground Garage” y pinchar buenas canciones, asi de simple. Porque yo quiero vivir en un mundo donde suenen Jerry Lee Lewis y Little Richard en la radio, y donde también lo hagan los Ramones, y los primeros Rolling Stones, The Byrds, The Who, The Kinks…”.

En cierto modo, que el programa está teniendo tanto éxito significa que está cambiando la educación musical de mucha gente. ¿Tienes idea de qué tipo de audiencia te sigue?

“Nos sigue mucha gente joven, eso es lo mejor de todo, porque quizá entren en contacto con esos artistas por primera vez gracias a mi programa. Recibimos mucho feedback de la audiencia, sobre todo a traves del correo electrónico, y puedo decirte que dos tercios de nuestros seguidores tienen menos de treinta años. Eso me motiva todavía más”.

ste1111

Tienes que ser un hombre muy ocupado: los shows con Springsteen, los rodajes de “Los Soprano” hasta hace poco, el programa de radio, el trabajo con tu sello y tu festival… ¿de donde sacas el tiempo para hacer todas esas cosas?

“Apenas tengo vida más allá de mi trabajo, que me supone unas doce o quince horas diarias, y llevo meses sin tormarme un solo fin de semana libre, y tampoco cogí vacaciones en los últimos años. Pero has de amar este negocio, y entonces todo está bien. Además, girar con Springsteen y la E Street Band, en mi caso, me da energía extra, en vez de quitármela (Risas). Si has estado en alguno de los últimos conciertos en España, seguro que habrás salido de alli alucinado, con la sensación de sentirte más vivo que nunca. Pues a nosotros no pasa lo mismo. Es gracioso, porque a veces me encuentro con amigos que trabajan en otras cosas, y me dicen “¿Qué pasa contigo, Steve, no tienes pensado tomarte unas vacaciones? ¿Ya te vuelves a ir de gira con Bruce?”, y yo les digo “No, tios, no lo entendéis, ir de gira con Bruce es como irse de vacaciones para mi, ¡esas son mis auténticas vacaciones!. Cuando se termine el último concierto, ¡entonces tendré que volver a trabajar! (carcajadas)”.

¿Te importa si hablamos un poco acerca de “Los Soprano”?

“Que va. Adelante, lo que quieras”.

¿Cómo te sentiste cuando terminó la serie?

“Bueno, eran ya muchos años, todos los que participabamos en la serie nos hicimos amigos, y estaba claro que iba a ser duro dejarlo, pero tuve suerte, porque el tour con la E Street Band empezaba justo dos semanas más tarde del rodaje del último capítulo, asi que no tuve tiempo para echarlo de menos. Pero ahora lo hago, sobre todo echo de menos a los chicos, y nos seguimos llamando a menudo. La semana pasada hablé por teléfono con Jimmy (Nota: James Gandolfini, el actor que encarna a Tony Soprano), y hablo habitualmente con David Chase, el ambiente en los rodajes era fantástico, y son casi parte de mi familia. Pero eso es a nivel personal, si lo vemos con objetividad, creo que terminó en el momento perfecto, los guiones de la última temporada tenían un nivel increíble, y David Chase hizo lo correcto finiquitando la serie en su momento álgido”.

Supongo que eres consciente de que “Los Soprano” marcó a muchísima gente, muchos sentimos un vacío en nuestras vidas tras el último episodio. También echábamos de menos a Tony y a los chicos.

(estalla en carcajadas)… perdona, perdona que me ría, pero es que me lo ha dicho mucha gente… Qué quieres que te diga, ¡todo lo bueno tiene un final!”.

ste4

¿Cómo afectó el éxito de la serie a tu vida? ¿Te para más gente por la calle que en la época en que sólo eras conocido por tu trabajo como músico?

“Sí, es un nivel de fama distinto, antes solo me paraban fans de Springsteen que querían un autógrafo, pero cuando sales en la tele te haces más conocido, inevitablemente. A veces incluso me para gente a la que mi cara la suena, pero que no saben exactamente quien soy, o que me confuden con algún otro (Risas). Pero tampoco te creas que soy uno de esos músicos agobiados por la fama que no pueden ni salir de casa. Es como te digo, a veces estoy en una tienda y viene alguien que me conoce de “Los Soprano”, o alguien que me conoce de la E Street Band, pero muchas otras veces no sucede nada. Tampoco es que sea tan famoso como Michael Jackson (Risas), y la verdad es que no se como esas grandes estrellas pueden soportarlo, debe ser horrible no poder vivir tranquilo. Yo, sin embargo, me siento una semi celebridad a un nivel muy agradable, e incluso me gusta que me saluden y que me digan que les gusta lo que yo hago”.

¿Fue difícil para ti meterte en la piel de Silvio Dante?

“Es duro al principio si no te has formado como actor, pero finalmente, es como lo que te decía sobre aprender el oficio de músico. Actuar es también aprender una mecánica de trabajo, algo igual de artesanal. Y honestamente, creo que fui mejorando en cada temporada, y Silvio terminó siendo un personaje con bastante peso”.

¿A qué actores admiras más, y en qué películas en concreto?

“Mi actor favorito sería James Cagney, y me gusta especialmente en “Ángeles con caras sucias” y “Los violentos años veinte”. Después estaría Brando en “La ley del silencio” y “¡Salvaje!”. Qué más… Robert Montgomery en “Persecución en la noche”, una de mis actuaciones favoritas también. Y en cuanto a cine moderno, creo que las dos primeras partes de “El padrino” son dos de los mejores films jamás hechos, ahí si que no podría elegir a un actor en particular, porque todos están a un nivel sobresaliente. Y también me quedaría con Robert De Niro en “Toro salvaje”.

La verdad es que Silvio es un personaje que no tiene que ver demasiado con tu imagen como músico. Encaja como un guante dirigiendo el Bada Bing, pero me cuesta imaginarle pinchando garage en la radio y organizando un festival de Rock

“Desde luego, Silvio nunca se terminarían de sentir cómodo ahí. Ya sabes, a Silvio le gustan Sinatra y Tony Bennett, pero no creo que las bandas de mi sello le dijesen gran cosa. Para él, lo bueno en la música terminó cuando llegaron los 60 (Risas)”.

ste1112

Aunque estemos hablando de un matón y un asesino. ¿No te llegaste a identificar, aunque fuese un poco, con su personaje?

“No en lo que se refiere a ser una persona violenta, pero en cierto modo, compartimos una visión similar de la vida. Silvio y yo tenemos algo en común, además de nuestro rostro: ambos nos quedamos anclados en épocas pretéritas. Él parece vivir permanentemente en los años 50, y yo en los 60, aunque en su caso se refiera a la Mafia, y en el mío a la industria del espectáculo. Eso es, Silvio siempre está recordando la época dorada del crimen organizado, preguntándose porqué hoy en día ya no queda el sentido del honor que había antes, y como hemos llegado hasta aquí. A mi me pasa lo mismo con la música. Somos unos románticos”.

¿David Chase era consciente de ese paralelismo cuando escribió tu personaje?

“Yo le ayudé a escribirlo. Cuando me llamó para ofrecerme el papel, cuando “Los Soprano” eran aún un proyecto, yo le dije que quería involucrarme en lo referente a Silvio. David es de New Jersey, y un gran fan de Bruce y la E Street Band, y me dijo que encantado de trabajar conmigo en el personaje. Y lo primero que le dije es que quería que Silvio fuese un gangster con un punto nostálgico, un tipo chapado a la antigua, un romántico de los 50. Si te fijas, Tony y los demás tienen un aspecto más moderno, más casual, pero yo insistí en que Silvio debía tener un peinado típico de los 50, y ropa de esa época. Tony y él siempre están añorando esos años, en los que, según les habían contado, todos estaban unidos y uno podía confiar en los suyos”.

Una época que, probablemente, nunca fue asi

“Claro, tan sólo son los recuerdos borrosos de sus mayores, seguramente ese grado de honor y lealtad no existió nunca. Pero ellos viven pensando que les ha tocado salir adelante en una época decadente para su estilo de vida, que los buenos tiempos terminaron hace muchos años. Es una visión excesivamente romántica del tema, que sirve para introducir uno de los grandes temas de la serie: el de la perdida de los valores. Incluso estos tipos, que se dedican a extorsionar y a matar, añoran cosas como los valores familiares, las relaciones humanas basadas en la confianza, y el respeto mutuo”.

¿La familia Soprano tendría algo en común con la E Street Band?

“Son hombres que han crecido juntos y a los que les une un pasado en común. Y si te fijas bien, podríamos decir que en ambas yo soy el consejero, el tipo detrás del telón en el que todos confían, cuya visión e idea de cómo hacer las cosas tiene más relevancia de la que podría parecer a primera vista (Risas)”.

ste7

Siempre me he preguntado si mientras se emitía la serie, llegásteis a tener algún problema con la auténtica Mafia

“Bueno, un día llegó al rodaje alguien, que conocía a alguien, que conocía a alguien, ya sabes… (Risas). Nos dijo que a los tipos de la Mafia les gustaba mucho la serie, que era el gran tema de conversación a la mañana siguiente de la emisión de cada nuevo episodio (Risas)”.

¿Cómo os quedásteis al enteraros?

“Bueno, pensamos “si les gusta, no hay problema”. ¡El problema sería que se sintiesen ofendidos por algo en particular, y quisieran hacernoslo saber! (Risas). Tenemos suerte de que los guiones fuesen tan buenos. Si la serie llega a ser mala, igual no estaríamos hablando ahora mismo (carcajadas)”.

Al parecer, cada vez que un personaje moría en el guión, se lo decíais invitándole a una cena en un restaurante

“Si, hacíamos cenas para cada uno que estaba a punto de morir (Risas). Se convirtió en una especie de tradición, y se hizo hasta el final. Esa era una de las cosas que hacían la serie tan especial, éramos más que un grupo de tios contratados para rodar una serie, éramos casi un grupo de colegas, y a veces nos olvidábamos de que no estábamos rodando, y nos empezábamos a comportar como nuestros personajes, y el resto seguían la broma. Nos lo pasábamos en grande”.

La escena final de la serie fue muy controvertida. ¿Qué os pareció cuando leísteis el guión?

“Entiendo que haya tenido esa polémica, pero a mi me parece muy coherente con el tono de la serie. Porque la verdad es que nunca fue una serie demasiado violenta. La mayoría de películas modernas sobre el tema son mucho más crudas que “Los Soprano”. Rara vez hemos visto a los personajes principales matando a alguien, pero los hemos visto mil veces desayunando, leyéndo el periódico, o discutiendo con su madre, o con sus hijos, y el final sigue por esa línea. Mantuvo la tensión hasta casi el último momento, y después todo vuelve a lo cotidiano, y las cosas se relajan un poco. Teniendo en cuenta el discurrir de la serie, no hubiese tenido sentido un baño de sangre”.

ste8

Una etapa de tu carrera que me gusta especialmente es la que transcurrió junto a Southside Johnny & the Asbury Jukes. Todos esos discos en los que participaste me parecen soberbios: “I don’t want to go home”, “This time it’s for real”, y especialmente “Hearts of stone”

“Yeah… buenos tiempos, buenos amigos… ¿llegaste a escuchar el disco de reunión que hicimos en los 90? Se titula “Better days”, aunque es un poco difícil de encontrar en las tiendas, porque el sello discográfico en que lo sacamos quebró”.

“Southside Johnny” me dijo que confiaba en volver a trabajar contigo tarde o temprano

“Si me lo pide y tengo tiempo, allí estaré. Southside Johnny es uno de mis grandes amigos de la época de Asbury Park, y sigue siendo fiel a si mismo. El disco de versiones de Tom Waits que acaba de grabar me parece muy bueno”.

Siempre me he preguntado si cuando dejaste a los Jukes para unirte a la E Street Band, Southside Johnny no se lo tomó como algo personal.

“No, creo que él entendió que era un paso muy importante para mi y para Bruce. Me encantaba trabajar con él, y seguí haciendolo cuando entré en la E Street Band. Le ayudamos a conseguir su contrato discográfico, y tanto Bruce como yo nos involucramos en aquellos primeros tres discos de estudio, asi que creo que Johnny lo entendió y siempre nos estuvo agradecido”.

sttttt

Lo primero que hiciste con la E Street Band fue grabar “Born to run”, uno de los mejores discos de la historia. Los dos primeros de Springsteen me parecen buenos discos, pero hay un abismo entre ellos y “Born to run”. Estando en el estudio, ¿os dábais cuenta de que estábais registrando una obra maestra? ¿de que estabais a punto de convertiros en estrellas?

“No, eso nunca se sabe, y es mejor así, porque hay grupos que entran a grabar pensando que van a salir de alli con un éxito, y después no sucede nada y es muy frustrante, asi que yo me limité a grabar buena música. Quizá era diferente para Bruce, porque él era el líder, y ya había publicado dos discos, y supongo que sabía que si no lo conseguía esta vez, iba a ser muy difícil volver a tener una oportunidad como esa. Pero el ambiente en el estudio era muy optimista, Bruce sentía que nunca había tenido canciones tan buenas como aquellas, y todos confiábamos mucho en el tema título, “Born to run”, sabíamos que tenía todas las papeletas para convertirse en un single de éxito y sonar mucho en la radio. Pero por supuesto, no nos imaginábamos que el disco iba a convertirse en un clásico, ni que seguiría siendo el disco favorito de tanta gente treinta años más tarde”.

Springsteen se caracteriza por variar mucho de repertorio en cada concierto. Cuando estás con él en el escenario, ¿cuáles serían tus temas favoritos para tocar en directo?

“Hay canciones como “Badlands” o “Born to run” que las hacemos cada noche, asi que, aunque me encanta tocarlas, he terminado por cogerle cariño a otras, que no tocamos tan habitualmente. A ver, déjame que piense… creo que mi favorita ahora mismo sería “Held up without a gun”. También “Fade away” de “The river”, y el propio tema “The river”, que me encanta”. Pero hay muchísimas, me cuesta mucho elegir”.

¿Cómo confeccionáis el listado de temas que sonarán cada noche?

“El día del concierto nos reunimos, y Bruce hace una lista de las canciones que le apetece tocar en el show. Nos subimos al escenario, y tocamos las tres primeras de la lista, en ese mismo orden. Y entonces nos dejamos aconsejar por la audiencia, y tocamos las canciones que nos piden”.

ste1

¿En serio?

“Casi siempre, a no ser que ya estén en la lista. El resto del concierto suele ser una mezcla entre cosas que nos piden y que Bruce decide tocar, y los temas ya planeados, vamos alternando. Y hacia el final del concierto, volvemos a las tres últimas de la lista. Es cojonudo, porque no somos la típica banda que llega y toca sus éxitos con el piloto automático encendido. A veces metemos material de los dos primeros discos de Bruce, otras nos centramos en “The River” o “Darkness on the edge of town”, alguna rareza… como músico, es muy divertido, me siento emocionado al subir al escenario sin saber muy bien qué vamos a tocar esa noche”.

Hay un rumor bastante insistente dando a entender que Bruce está planeando dejar de girar por estadios, para centrarse en actuaciones más íntimas, como hizo hace algunos años

“Naaah (despreocupado), es mentira. Aún tenemos energía para seguir bastantes años más haciendo grandes giras. Igual no tenemos la misma que en los 70, pero sinceramente, creo que estamos en buena forma, y Bruce opina lo mismo. De hecho, estamos planeando un nuevo tour mundial ahora mismo”.

Cuando eras un adolescente, ¿cuáles eran tus artistas favoritos?

“Todos los grupos de la British Invasión, los fui descubriendo en torno a 1964 y 1965: los primeros discos de los Beatles, Rolling Stones, Yardbirds, Kinks, The Who, The Animals, The Hollies… bandas británicas sobre todo. Más tarde, llegaron Procol Harum y Jeff Beck Group. Eso fue lo que me inspiró. Incluso hoy en día, si un grupo no tiene influencias de los 50 o los 60, para mi no es interesante”.

Todo el mundo sabe que eres un gran aficionado al Soul clásico. ¿Cuál sería tu soulmen favorito?

“El primero de la lista debería ser, obligatoriamente, Sam Cooke. David Ruffin, de The Temptations, no andaría lejos. También Solomon Burke, Otis Redding, Wilson Pickett, Sam & Dave…”.

¿Cuáles fueron tus primeros conciertos?

“Tuve mucha suerte, porque vi a los Beatles en el Shea Stadium. Vi a los Stones con Brian Jones, al Jeff Beck Group con Rod Stewart, a Jimi Hendrix cuatro o cinco veces. Pero también hubo grandes giras que me perdí: no vi a The Who con Keith Moon, ni a los Kinks, ni a los Yardbirds. Pero en general creo que crecí en la mejor época que ha atravesado la música en todo el Siglo XX”.

ste5

Leí que estabas preparando un programa educativo para enseñar la asignatura de Historia del Rock en escuelas públicas

“Exacto. Sería para dar en algún curso, dentro de la asignatura de Música. Preparé un temario con cuarenta capítulos, cada uno dedicado a una época o a un aspecto de la historia del Rock n’ Roll. No es nada demasiado exhaustivo, pero servirá para que los niños aprendan quien fue Elvis, Chuck Berry o los Beatles, porque al fin y al cabo estamos hablando de cultura musical. Todo está a punto, ya le han dado el visto bueno al temario, y si no se tuercen las cosas a última hora, empezaría a impartirse en algunas escuelas en torno a 2010 o 2011”.

¿Qué más proyectos tienes para este año?

“Pues además del tour con Bruce, y de seguir con el programa y el sello, me gustaría tener más presencia todavía en Internet, y convertir la web del programa en algo realmente interactivo. Y también estamos en trato para empezar con un programa de televisión, en el que yo sería el presentador, pero está muy en el aire. Tenemos el proyecto pero aún buscamos a alguien interesado en comprarlo. Y antes de irme, recordar a tus lectores que podréis escuchar pronto el programa en Rock & Gol, y que estaré en breve otra vez con Bruce en España. Un abrazo a todos”.

J.L. Fernandez, 2009. Entrevista completa publicada en el nº426 de la revista Popular 1.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: