J.L. Fernandez's Blog

Interviews, articles, and other synthetic delusions of the Electric Head

Entrevista con… The Black Halos

Posted by jlfercan en marzo 24, 2010

La banda ya no existe, pero The Black Halos animaron bastante el cotarro durante algún tiempo. Ésta charla con Billy Hopeless tuvo lugar tras su reunión en 2005, cuando publicaron “Alive Without Control”. Cuando llamé al teléfono indicado, me comentaron, con preocupación, que Billy se había ido de juerga tras el concierto, y que no tenían ni idea de donde estaba, ¡y eran ya las doce de la mañana!. Una hora más tarde, el propio Billy, con una resaca de mil demonios, llamaba para atender a nuestras preguntas.

¿Dónde estáis exactamente?

“En Austin, Texas. Estamos de gira y yo había salido a pasear un poco, porque odio quedarme en los hoteles. Cada vez que llegamos a un sitio nuevo, me gusta recorrer las calles, cada ciudad tiene siempre rincones ocultos que es interesante descubrir”.

Hablemos sobre el nuevo disco, “Alive without control”. La banda pasó por malos momentos y llegásteis a estar dos años en silencio. ¿Cómo fue volver al estudio de grabación?

“Fue bastante duro, porque a mi me encanta actuar en directo y odio estar en el estudio, porque en el estudio las canciones pueden deformarse si estás trabajándolas demasiado tiempo. Por eso prefiero conseguir un sonido más espontáneo, más natural. Pese a todo, diría que grabar este disco fue bastante fácil, a todos nos convencían las nuevas canciones desde el principio. Es curioso, porque mientras grabábamos el disco me puse enfermo de gripe, y tenemos esa canción nueva llamada “Studio Suffering”, fue cómo una premonición (Risas). Pero en definitiva, diría que nos divertimos grabandolo”.

¿Ves muchas diferencias entre éste y el anterior, “The Violent Years”?

“No en cuanto a sonido, pero creo que “Alive without control” suena más peligroso, es más oscuro, e incluso parecemos más cabreados que nunca (Risas). No hay ni una sola canción de amor en este disco. Creo que hemos mejorado como compositores, y que incluso yo canto mejor. Y es más variado también, tienes un tema como “Mirrorman”, que no se parece a nada que hayamos hecho antes, es nuestra canción más lenta hasta el momento. Me gustan ese tipo de canciones, en el caso de “Mirrorman”, tiene que ver con quedarse despierto toda la noche hasta ver amanecer, pensando en las razones que no te dejan pegar ojo”.

¿Cómo ves “The Violent Years” hoy en día? Muchos os descubrimos gracias a ese disco

“Me sigue gustando mucho, y aún tocamos muchas canciones de ese disco, y del primero que grabamos, temas como “Bombs not Food”. La verdad es que estamos orgullosos de todos nuestros discos, pero pensando en el presente. Espero que “Alive without Control” nos de a conocer a más gente aún”.

Repasemos algunas de las nuevas canciones. La primera es “Three Sheets to the Wind”, una gran forma de abrir el disco, y además tengo entendido que es una expresion inglesa que significa “estar jodido”

“Si, exacto (Risas). Además es una expresión algo antigua que solía utilizar mucho mi padre conmigo cuando era más joven, me decía “you came three sheets to the wind last night” (Risas). Es una frase hecha muy curiosa, y cuando teníamos la música de la canción pensé que debía escribir algo con ese título. Generalmente nunca escribo sobre nada en concreto, escucho la música y se me ocurren cosas”.

Uno de los temas más potentes es “Third World USA”. ¿Hay algo de política en esa canción?

“Hey, si, la canción va de eso. Vaya, parece que se entienden las cosas que escribo (Risas). No es que sea una canción política, no me considero tan inteligente como para hablar sobre temas tan serios, pero es algo que se ve todos los días en televisión. Vimos como se estaba calentando la situación con el tema de Irak, y a norteamericanos bombardeando iglesias alli y a políticos que no dejan de hablar de Dios y todas esas cosas… no se, es de locos organizar una guerra religiosa. Definitivamente, viendo como están las cosas diría que los estadounidenses tienen a un loco por presidente. Porque esto es una nueva cruzada, está muy claro, y eso me asusta”.

¿La estáis tocando en directo en la gira americana?

“De momento no, pero me encantaría hacerlo, y creo que la incluiremos en alguno de los próximos shows. Nosotros somos canadienses y ante todo me gustaría que la gente no lo interpretase como un ataque y que entendiesen el espíritu de la canción. Si, creo que lo vamos a hacer, y además es uno de mis temas favoritos del disco”.

¿Te asusta la reacción que pueda tener el público?

“En realidad no, esto es punk rock, yo siempre hago bromas y más de una vez hubo gente que se sintió ofendida. Quizá acabe con navajas alrededor del cuello o todos empiecen a sacar armas de fuego, pero no me importa, estoy dispuesto a morir sobre el escenario si hace falta (Risas)”.

La gran sorpresa del disco es la versión de “I Need to Know” de Tom Petty. Jamás hubiese imaginado a los Black Halos haciendo una canción de  Petty, y es una gran versión

“Es que me encanta Tom Petty, su música es tan fresca como la de los Ramones, y muy poca gente lo ve así. Joder, Tom Petty es grande. Muchas veces estoy hablando con alguien y le comento que los Heartbreakers son una de mis bandas favoritas, y la respuesta siempre es “Oh, si, Johnny Thunders”. No tio, ¡me refiero a los Heartbreakers de Tom Petty! (Risas). Además, esa es una canción genial, y cuando los Halos nos separamos, la letra de ese tema tenía mucho que ver con nuestra situación, y yo escuchaba el tema una y otra vez y sentía que tenía que cantar esa canción, expresa mis sentimientos cuando nos separamos y los que tenemos ahora”.

¿Cuál es tu álbum favorito de Tom Petty?

“Puede que “Damn the Torpedoes”, pero es complicado, porque “Full Moon Fever” también tiene temas grandiosos… Todos sus discos son buenos, ¿con cuál te quedarías tú?”

¿Qué me puedes contar de vuestra gira americana? Al parecer estáis actuando con Die Hunns, la banda que formó Corey Parks al irse de Nashville Pussy

“El tour está siendo genial, y esos tios están locos. Corey y Duane son geniales y sobre el escenario dan miedo. En cada show actuamos tres o cuatro bandas y la gente quiere más y más rock n’ roll. Nos lo estamos pasando en grande”.

¿Es Corey tan peligrosa como parece?

“Corey es aún más peligrosa, porque ahora sabe exactamente lo que está haciendo. Suena extraño, pero es así, es como cuando Alice Cooper volvió a hacer sus números clásicos. Cuando ella escupe fuego, o se enfrenta a alguien del público, sabe perfectamente donde está el límite, pero siempre lo da todo en escena, y eso la hace aún más peligrosa. No se, Corey es genial, y Die Hunns tienen canciones muy buenas, es un placer girar con esa gente”.

Siempre fuiste un frontman muy enérgico, ¿no es agotador vaciarte de ese modo en escena?

“Para mí es algo natural, el rock va de eso, de contagiar energía y recibir calor del público. El rock es como el vudú, la música empieza a sonar y te quedas como en trance, no puedes parar de temblar y sacudirte, es como si estuviese poseído por una fuerza extraña. Es como bailar, sigues el ritmo sin preocuparte de nada más. Alguna vez me hice daño, pero da igual, cuando empieza a sonar la primera canción no pienso en qué va a pasar conmigo, sólo me dejo llevar”.

En ese aspecto siempre me has recordado un poco a Stiv Bators. ¿Qué frontmen te influenciaron más?

“Creo que el que más me marcó fue Paul Stanley, crecí viendole actuar. Stiv Bators…mmmm, me gusta todo lo que hizo pero no le veo como una influencia. Yo diría más bien a Iggy Pop, Alice Cooper, Glenn Danzig, incluso Jim Morrison… Es complicado, porque como músico no me veo influenciado por nadie, sino que intento hacer siempre algo diferente. Veo a un gran frontman como Paul Stanley y digo “Bien, este tipo es genial, imitarle sería perder el tiempo, así que haré las cosas a mi estilo”. Ya me entiendes, sería imposible ser como él o como Alice Cooper”.

En la prensa se os solía comparar bastante con D-Generation. ¿Qué te parece la carrera en solitario de Jesse Malin?

“Es sorprendente que haya seguido ese camino, pero me gusta mucho lo que hace ahora. Es mucho más melódico, pero tiene temas geniales, me parece uno de los mejores songwriters actuales”.

A mi también me gusta, sobre todo su primer disco. En su forma de cantar me recuerda al Johnny Thunders de “Hurt me”

“Si, hay un sentimiento parecido ahi, a mi en sus letras me recuerda incluso a Bruce Springsteen. D-Generation eran increíbles, ¿sabes que Howie Pyro hizo de dj en la boda de Corey Parks?”.

¿Cuál sería tu disco favorito de D-Generation?

“Creo que “Through the darkness”, el último que grabaron. Ese es un álbum muy oscuro, me gustan todas las canciones. Me costaría decidirme entre ese y el primero que grabaron. Y luego está “No lunch”, que también es bueno, pero suena ya algo más producido, y prefiero los otros”.

Además se que eres un gran fan de los New York Dolls. ¿Qué opinas del hecho de que estén grabando un nuevo álbum después de tantos años?

“Mmmm, les vi en directo con la nueva formación y siguen siendo muy buenos, sobre todo Johansen. Pero lo de grabar otro disco no me parece muy acertado, deberían limitarse a tocar en directo. Es triste, porque me gustan mucho, pero ese sentimiento que había en su música es algo imposible de recuperar. Cuando los ves otra vez sobre el escenario es extraño, porque homenajean a Johnny Thunders, pero no hacen ni una sola  mención a Jerry Nolan, y yo soy fan de Thunders, pero Jerry Nolan era maravilloso también, ¡él había tocado en la banda de Suzy Quatro!”.

Volviendo a vuestra carrera, el año pasado tocásteis en el mítico CBGB’s de New York. ¿cómo fue la experiencia?

“Fue genial, ya hemos tocado alli un par de veces y es algo que cualquier grupo debería experimentar. El CBGB’s es un auténtico antro, un agujero de mierda en medio de la ciudad, y lo digo como un cumplido (Risas). Ojalá no lo cierren, aunque se rumorea que le queda poco”.

¿Estaba el espíritu de los Ramones y Dead Boys en el aire? ¿qué tipo de público tuvisteis allí?

“Sitios cochambrosos como el CBGB’s mantienen el espíritu del rock n’ roll, eso es lo que está en el aire en locales como ese. Porque muchas veces el espíritu del rock no tiene que ver con grandes audiencias, sino con el ambiente que conocen las bandas cuando están empezando y todo es más puro. Puedes tocar en el sitio más grande y limpio del mundo y sentirte extraño, y sin embargo si vuelves al local más sucio y desastroso del mundo, te sentirás en casa. El auténtico espíritu del rock tiene que ver con ese tipo de locales en los que vas a mear y está todo hecho un asco, y ni siquiera hay tapa en el retrete ni cadena (Risas). Sobre la gente que va al CBGB’s, sigue asistiendo gente conocida de New York, aquella noche estaba alli Bebe Buell, y más gente relacionada con el rock, gente de bandas. Quizá el problema del club sea ese, que es un sitio mítico, pero falta gente que de verdad esté interesada en ir a conciertos”.

Asi que no había demasiada gente joven entre el público

“Había alguna, pero ya sabes lo que pasa, la mayoría de chicos jóvenes no saben ni lo que es ver un concierto de rock en un club y prefieren otro tipo de música. Es un problema complicado, porque quizá vean esta música como algo viejo, y lo rechazarán al identificarlo como música de sus padres o algo así. Lo que me asusta es que en cierto modo gente de más edad parece más abierta de mente que esos chavales, que parecen estar encasillados en cuatro cosas. Es bastante raro…”.


Retrocedamos hasta finales de los 90’s. Cuando los Halos grabábais vuestro primer disco, aparecían en Europa buenas bandas de rock, sobre todo en Escandinavia, como Hellacopters, Gluecifer o Turbonegro. ¿qué te parecen esos grupos?

“Todos esos grupos son fantásticos. Gluecifer me gustan mucho como banda de directo, pero soy sobre todo fan de Turbonegro. La aparición de Turbonegro fue una de las mejores cosas que le pasó al rock ultimamente. Tenían esa fuerza y esas canciones tan melódicas…y su look, claro, eran realmente cool (Risas)“.

¿Sigues en contacto con Rich Jones?

“Desde hace poco tiempo, porque él ahora es miembro de The Yo-Yo’s, y son un buen grupo. Pero joder, lo que hizo cuando se fue del grupo estuvo mal, porque nos dejó para irse con Amen, y Amen eran una mierda de grupo, tio, y Rich prefirió irse con ellos, ¡Amen apestaban! (Risas). Pero ahora está con The Yo-Yo’s y le van bien las cosas, nos alegramos por él”.

En 2001 hicisteis una larga gira por España de la que todo el mundo salió maravillado. ¿Qué recuerdas de ese tour?

“¿Sabes? es raro, porque cuando vas tan borracho como iba yo en esa gira, lo normal es no recordar casi nada (Risas). Pero tengo muchos recuerdos del tour, la gente en los clubs, y algunos grupos con los que tocamos, como Commando 9mm, gente estupenda. Además era genial recorrer todo el país viajando, nos trataron de forma increíble en todas partes y la comida en cada sitio donde tocábamos estaba buenísima. Nos trataron como rockstars y todo el mundo era muy amigable, y eso no nos pasa en ningún otro país. Mira, yo siempre digo que España es mi país favorito y no es el típico cumplido gratuito que diga en cada sitio adonde voy. Antes de tocar en España, no podía entender como Tyla se había podido ir a vivir alli. Pensaba, ¿qué hace Tyla viviendo en un país como España? (Risas). Pero tio…fue llegar alli y ver como vivís, como sabéis divertiros, y lo entendí de golpe. Joder, ¡y menudas mujeres que hay en España! (Risas)“.

¿Qué me dices de la vida en la carretera? ¿Es el tópico de “sex, drugs and rock n’ roll” aplicable a los Halos?

“Por desgracia, creo que si (Risas). Hay conciertos de los que no recuerdo absolutamente nada. Jay, nuestro guitarrista, la última vez que estuvimos en España, en Bilbao, se despertó en medio de la calle, y había algunas mujeres yendo a la compra que no dejaban de mirarle asustadas (Risas). Él siempre cuenta esa historia, y dice que se tranquilizó al ver que aún tenía la cartera en el bolsillo. Nos lo pasamos en grande cuando actuamos en tu país, y creo que eso también es importante”.

¿Como está la escena musical en vuestro país, Canadá?

“Mejor que nunca, la escena punk sobre todo, es increíble. Hay un montón de grupos nuevos como The Wednesday Night Heroes que están trabajando mucho, bandas conocidas sobre todo entre los aficionados al punk rock”.

J.L. Fernandez, 2005. Entrevista completa publicada en el nº385 de la revista Popular 1.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: