J.L. Fernandez's Blog

Interviews, articles, and other synthetic delusions of the Electric Head

Entrevista con… Pearl Aday

Posted by jlfercan en marzo 31, 2010

Hija de Meat Loaf, corista de Mötley Crüe en la gira de “New Tattoo”, novia de Scott Ian de Anthrax… desde luego, la vida de Pearl Aday ha estado ligada al rock n’ roll. Para su primer trabajo , “Mother Pearl”, ha contado ni más ni menos que con Mother Superior como banda de estudio. Un trabajo con el que Pearl se desmarca del inimitable estilo que hizo famoso a su padre, y de las decepciones que suponen generalmente las trayectorias de hijos de artistas consagrados.

Acabas de grabar tu primer disco, titulado “Mother Pearl”, con Mother Superior como músicos de estudio. Ha debido de ser todo un lujo poder contar con ellos.

“Les conocí a través de mi novio, Scott Ian. Él me comentó que eran una banda joven con muchas influencias de los 70’s, y en poco tiempo se convirtieron en una de mis bandas favoritas y no podía parar de escuchar sus discos. Asi que cuando dejé de trabajar con mi padre y me disponía a grabar mi álbum y tenía que encontrar a una banda pensé que Mother Superior serían el grupo perfecto, porque su sonido se asemeja mucho a lo que yo buscaba para mis canciones, ese sentimiento de rock clásico pero muy espontáneo a la vez. El proceso fue muy sencillo, hablé con los chicos y aceptaron. Eso fue en el año 2003, y escribimos todo el material para éste álbum juntos”.

¿Fue fácil trabajar con ellos?

“¿Fácil? ¡fue maravilloso!. Están llenos de ideas, de creatividad, es como si llevasen esos sonidos dentro. Cuándo te sientas con ellos en una habitación, la música fluye. Fueron mi banda para el disco, pero yo soy su mayor fan, a todos los niveles. Son chicos geniales,  llenos de talento y entusiasmo, y grabar el disco con ellos fue un gran honor. Y creo que todo el que los haya visto en directo alguna vez me dará la razón”.

¿Te costó actuar como líder de una banda por primera vez?

“Si, al principio no es nada fácil. OK, hablemos claro, cuando sales por primera vez y ves a todo el mundo esperando, sin saber muy bien qué es lo que van a ver, ¡es un mal trago! (Risas). Pero bueno, se trata de salir ahí y tocar. Yo actué con mi padre durante nueve años, y nunca pude estar al frente, obviamente, él es Meat Loaf y hace lo que hace, ya sabes, es difícil destacar junto a él (Risas)“.

Tu padre es uno de los grandes

“Oh, gracias, ¿te gusta su música”

Es alguien único, y creo que “Bat out of hell” es un clásico

“Es uno de mis discos favoritos también, aunque bueno, ¿que puedo decir? (Risas)“.

Cuando pienso en Meat Loaf siempre me acuerdo de su aparición en “The Rocky Horror Picture Show”. Ese es un momento realmente espectacular

“Él sigue muy orgulloso de haber aparecido en el film”.

¿Te gusta la película?

“Por supuesto, “Rocky Horror…” es un clásico y una de mis películas favoritas. Muchas películas pierden su encanto con el paso de los años, pero con “Rocky Horror…” sucede lo contrario, cada vez está más mitificada y mucha gente que no había nacido cuando se estrenó se interesa por el film y por todo el fenómeno que hay en torno a él. Todo ese fenómeno de culto que provoca es increíble. Muy cerca de mi casa hay un cine que la proyecta todos los sábados a medianoche, desde hace diez años, y sigue yendo gente a verla”.

Imagino que Meat Loaf te habrá dado muchos consejos, ¿qué fue lo más importante que te enseñó?

“No es tanto que me diese consejos determinados sobre como orientar mi carrera. Más bien fueron lecciones importantes que aprendí trabajando con él. Sobre todo en lo que se refiere al gran privilegio que supone ser un entertainer. Él lo considera un privilegio enorme, y siempre me decía que tenía que considerarme afortunada por poder hacer este trabajo, y que  aunque sólo haya cuatro personas viendote, tú debes conseguir que disfruten del show, que mantengan la atención en tí, y si lo consigues, estarás haciendo lo correcto, haya cuatro personas en el público o miles. Siempre me decía que debes darlo todo cada noche, porque tu público se merece lo mejor. Lo considero su consejo más valioso, porque hay artistas que no lo entienden, y actuán desganados, o con retraso, o no dan el cien por cien en cada actuación si el recinto no está lleno. Y jamás verás a Meat Loaf hacer eso”.

Cambiando de tema, tengo entendido que conoces a Diana Ross desde hace años, e incluso he visto en tu web una foto tuya de niña, en su boda

“Si. Mi padre y ella se conocían, asi que crecí en contacto con ella y su familia. De hecho su hija menor sigue siendo mi mejor amiga, y desde que tenía 5 años Diana fue como una segunda madre para mi”.

Háblame sobre la gira que hiciste como corista de Mötley Crüe

“Si, fue en el 2000”.

¿Cómo surgió la posibilidad de unirte a ellos?

“Bueno, surgió todo de casualidad y la gira fue una auténtica locura (Risas). Yo siempre había sido una gran fan de Mötley Crüe. Cuando era una adolescente Mötley eran muy populares, yo tendría 13 o 14 años y me encantaban sus canciones, y además estaban ellos, que parecían tipos peligrosos y eso me encantaba (Risas), recortaba las fotos de las revistas, así que tenía a Nikki Sixx y a Tommy Lee decorando la pared de mi habitación (Risas). Entonces en el 2000 recibí una llamada en la que me comentaron que estaban realizando pruebas para buscar chicas que cantasen y bailasen de forma sexy en sus shows, y siempre se me dió bien bailar, me pareció una oportunidad única”.

Fue el tour del disco “New Tattoo”. Ese álbum tenía temas muy buenos

“Oh si, a mi también me parece un buen disco. Fue escrito es su mayor parte por Nikki Sixx y James Michael, un amigo nuestro que además es un gran compositor”.

¿Está Vince Neil tan loco como parece?

“Oh (empieza a reír a carcajadas). Bueno…Vince tiene esa fama, pero no sólo él, la verdad es que todos estábamos un poco locos en esa gira (Risas). Scott y yo fuimos a su show en Florida este año, y nos volvimos a juntar con todos esos tipos y son geniales. Nada más vernos todos estábamos charlando otra vez, abrazándonos, y Vince no paraba de darnos más y más cerveza (Risas).”

¿Recuerdas alguna historia salvaje sobre esa gira?

“Recuerdo varias, pero no puedo contarlas por respeto a ellos (Risas). Me dieron una gran oportunidad, y es cierto que Vince comete algunas locuras, pero en el fondo es como un niño, alegre, divertido y generoso, ¡y siempre se preocupará de que tengas a tu disposición más cerveza! (Risas). Y además de todo eso, en ese tour con Mötley Crüe conocí a Scott Ian, de Anthrax, cuando Mötley Crüe tocaron con Anthrax y Megadeth, y llevamos juntos desde entonces”.

Mucha gente les acusan de machistas. Como mujer, ¿qué opinas de ello?

“Creo que es un poco ridículo. No veo nada ofensivo hacia las mujeres. Yo me lo pasaba en grande bailando en su show. Sobre sus letras, decir que son ofensivas es exagerar las cosas, son letras divertidas, de rock n’ roll. A mi siempre me gustó su actitud. Volví a verles en esta gira y canté cada palabra de cada canción, porque son ya temas clásicos de rock”.

También has actuado con otra gran banda: Cheap Trick

“Yeah! (Risas). Esos tios son geniales”.

Cuéntame la historia de esa colaboración

“Fue al principio de los 90’s, Cheap Trick giraron con Meat Loaf, y a mi siempre me habían encantado sus canciones. Asi que Robin y Rick sabían que yo cantaba, se dirigieron a mi y me propusieron interpretar juntos “The Flame”, que era uno de mis temas favoritos suyos”.

¿Qué opinas sobre Alice Cooper? ¿también le conoces?

“Oh, si. Le conocí siendo muy pequeña, porque él intervenía en un film con mi padre, llamado “Roadie”. Sus shows siguen siendo increíbles, porque ahora su hija, Calico, baila en el escenario y se encarga de torturarle y  cortarle la cabeza (Risas). Es divertido, porque ese era el trabajo que hacía su madre hace veinte años (Risas). Alice sigue siendo grande”.

Llevas varios años viviendo en Los Angeles, ¿por qué decidiste irte a vivir alli?

“Bueno, me vine cuando terminé la Universidad, en 1997. Yo estudiaba en Boston y estaba prometida entonces, asi que seguí a mi marido hasta L.A. Más tarde mis padres y mi hermana se trasladarían a L.A. también, asi que digamos que lo tenía todo en esta ciudad”.

¿Cómo calificarías la vida en L.A.?

“Mmm, creo que no voy a vivir aqui para siempre. Es una ciudad complicada, pero todo es más fácil cuando tienes un pequeño grupo de amigos, y sobre todo un coche, eso es básico para sobrevivir en L.A. (Risas). Desde hace un tiempo tengo sentimientos positivos hacia esta ciudad, y quizá no sería mi opción número uno si pudiese elegir, pero me siento cómoda aqui”.

¿Y en cuánto a la escena de clubs de la ciudad?

“Estos años estuvo algo estancada, pero siento que vuelve a resurgir. La gente se está empezando a aburrir de lo que sale en la MTV y busca algo con más sustancia y emoción. Creo que entre todos haremos que la situación mejore. Si eres un artista, en L.A. todo se mueve por contactos, ir conociendo a gente: a los promotores y dueños de clubs, sino es muy difícil salir adelante. De todos modos, no voy a clubs cada noche, si voy a ver a una banda nueva es porque he oído hablar de ellos o porque conozco a alguno de los músicos. Por ejemplo, jamás me pierdo un concierto de Mother Superior”.

¿Tienes pensado volver a trabajar con tu padre?

“Sí, sería genial. Hace unos años grabé un dueto con él llamado “Man of Steel” que se incluyó en su álbum, y luego la cantábamos juntos en directo. Podríamos grabar otro tema para su próximo disco”.

J.L. Fernandez, 2005. Entrevista completa publicada en el nº386 de la revista Popular 1.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: