J.L. Fernandez's Blog

Interviews, articles, and other synthetic delusions of the Electric Head

Entrevista con… Rose Hill Drive

Posted by jlfercan en abril 13, 2010

Insultantemente jóvenes. Así se presentaban Rose Hill Drive en el Azkena de 2005. En principio, una actuación más a media tarde, que dejó a muchos de los presentes boquiabiertos gracias a las tablas mostradas por estos veinteañeros. Por aquel entonces, solo tenían un prometedor EP en directo. Bien, los años han pasado y la banda no ha terminado de consolidarse. De hecho sus dos primeros discos pasaron bastante desapercibidos. Pero esto es lo que tenía que contarnos su bajista, Jake Sproul, en aquellos prometedores primeros días.

Háblame un poco sobre los orígenes de la banda, empezando por vuestro nombre. ¿Por qué Rose Hill Drive?

“Es el nombre de la calle donde crecimos mi hermano Daniel, el guitarrista del grupo, y yo. Nacimos en Boulder, en San Diego, y decidimos bautizar asi a la banda”.

Ninguno de los componentes del grupo llegáis a los 25 años, asi que crecísteis en los 90. Imagino que seríais una banda muy diferente al resto debido a vuestras influencias clásicas

“Si, la mayoría de chicos que tocaban en bandas hacían metal, y el hip hop también estaba muy de moda. Nosotros éramos simplemente un grupo de rock, pero venía mucha gente a vernos, no tuvimos problemas en ese sentido, la gente siempre respondía”.

Habéis grabado y editado por vuestra cuenta un EP en directo, ¿cuándo grabaréis vuestro primer álbum?

“Ya se, lo normal habría sido grabar un disco en estudio y de momento no tenemos, pero es que siempre hemos pensando que la magia de escuchar un álbum reside en que el grupo haya sido creativo en el estudio, y para eso hacen falta medios y tiempo, para asi poder sacar lo mejor del artista y utilizar diferentes registros, ya sabes, y por ahora preferimos curtirnos en el escenario. Tuvimos varias ofertas de compañías pero decidimos seguir actuando en directo. No tenemos prisa por grabar el disco, seguramente lo hagamos este próximo año”.

En casi todas las bandas compuestas por hermanos suele haber bastantes conflictos a nivel personal. ¿Cómo es la relación con tu hermano Daniel, cantante y compositor principal de Rose Hill Drive?

“Bueno, ahora es buena, pero durante un tiempo era desesperante (Risas). Había los típicos problemas que pueden tener los componentes de un grupo, pero es que además en Estados Unidos no tenemos una vida demasiado familiar, yo creo que por eso es tan díficil. No se como será en España, pero aquí el número de divorcios al año ha llegado a un nivel tan alto que es difícil encontrar familias unidas, las personas tienen sus propios mundos y apenas están en contactos, y eso termina afectando a los jóvenes de una u otra manera. Quizá a través de esta banda Danny y yo  estamos manteniéndonos unidos como familia, no lo se, pero desde que empezamos en serio con el grupo tuvimos claro que debíamos aprender a convivir y que cada uno necesitaría su propio espacio”.

Siendo tan jóvenes me imagino que estaréis viviendo como un sueño lo de salir de gira

“Oh si, es todo bastante loco. Además en Estados Unidos las distancias son más grandes y girar implica pasarte días enteros conduciendo, y se aprende mucho en la carretera. Visitamos sitios, conocemos gente genial, desde luego, lo disfrutamos mucho, porque podemos llevar un estilo de vida totalmente distinto al del americano medio, que se acuesta a las diez de la noche y se levanta a las seis de la mañana para ir a trabajar. Creo que en nuestras giras nunca me acosté antes de las cuatro de la mañana. Ya se que esa es en España la hora normal para irse a dormir (Risas), por eso me gustó tanto tocar alli, los conciertos duran hasta tarde y todo el mundo se está divirtiendo y bebiendo algo, ¡rock n’ roll en directo a las tres de la madrugada! (Risas), eso no suele pasar en los States, tio…”.

¿Qué es lo más extraño que os ha sucedido estando de gira?

“Una vez nos persiguieron dos chicas (Risas). Al principio nos asustamos un poco, porque nos las encontramos cuando tocamos en Columbus, Ohio, y notamos que nos seguían a todas partes, nosotros las ignorábamos haciendoles ver que nos sentíamos incómodos teniéndolas por alli todo el tiempo. Pero entonces cogieron el coche y empezaron a perseguirnos…¡debieron conducir como unas mil millas!. Nos pusimos serios y hablamos con ellas, y resultaron ser dos chicas encantadoras que eran fans de la banda, y habían conducido hasta tan lejos que no tenían ningún sitio donde quedarse, asi que les dejamos dormir en el suelo, pero te aseguro que no hicimos nada con ellas. Cosas como esa sólo te pueden pasar si tocas en un grupo de rock (Risas)“.

Tocásteis con Van Halen el año pasado. ¿cómo surgió la posibilidad de abrir para ellos?

“Fue la audiencia más grande para la que hemos tocado hasta el momento. Es curioso, porque no éramos lo que se dice fans de Van Halen, aunque fue un grupo tan popular que es imposible no conocer muchas de sus canciones. La verdad es que tocar con ellos surgió un poco de casualidad, nos enteramos de esa posibilidad seis meses antes de que ellos hiciesen esos shows, y cuando lo conseguimos no nos lo podíamos creer, porque somos un grupo que ha tocado siempre en clubs, y de repente ibamos a hacer una gira de estadios. Al final fueron cinco shows con esos tipos, y creo que gustamos a su público, para nosotros fue una gran oportunidad para darnos a conocer”.

¿Cómo es Eddie Van Halen?

“Es un guitarrista asombroso, inimitable”.

Me refiero como persona, tiene fama de ser bastante arisco y difícil de tratar

“Bueno, es una estrella y se comporta como tal. Supongo que no le gusta tratar con los fans y por eso tiene esa fama, pero con nosotros fue muy correcto, nos dijo que le gustaba nuestra música y eso es un gran cumplido, y lo mismo su hermano Alex. No tengo nada malo que decir de Van Halen, nos trataron muy bien”.

¿Qué tal está de forma Sammy Hagar?

“Sammy sigue siendo muy buen cantante, y me gusta todo lo que hace en el escenario, sabe sacar un concierto adelante, pero se le sigue comparando con David Lee Roth, y ya sabes, no hay comparación posible…”.

También tocásteis en la gira de reunión de The Black Crowes

“¡Esos conciertos fueron maravillosos!. Suenan más potentes que nunca, el público estaba entregadísimo. Fue un gran honor poder abrir para ellos, sus seguidores llevaban tanto tiempo esperando esta gira que convirtieron la experiencia en una gran fiesta y nos recibieron con los brazos abiertos, y tuvimos el privilegio de verlos salir a matar cada noche. Creo que los Black Crowes son una banda muy querida por aqui”.

¿Cuál es tu álbum favorito de los Black Crowes?

“Me gustan todos, pero destacaría “The southern harmony…”, ese disco es perfecto, y también me gusta mucho la energía juvenil del primero, “Shake your money maker””.

¿Cómo ves la escena musical? ¿crees que es posible que la gente más joven vuelva a interesarse por el rock?

“Hay mucha gente joven interesada en el rock y formando nuevas bandas. Nuestro hermano pequeño está aprendiendo a tocar ahora mismo, y en cuanto haya mejorado un poco montará su grupo, y eso es exactamente lo que les está pasando a miles de chicos. Veo buenas bandas cuando estoy en la carretera, pero creo que hoy en día los grupos se parecen mucho entre sí y no hay esas ganas de destacar o de ser diferentes, como sucedía en otras épocas, y que hay gente con demasiadas ansias de ser una estrella sin esforzarse, ese es quizá el problema. No veo demasiadas bandas jóvenes que me inspiren, pero ahí estamos unos cuantos, trabajando duro y saliendo a la carretera”.

¿A qué edad empezaste a tocar el bajo?

“Cuando tenía dieciocho, porque antes tocaba la guitarra”.

¿Cuáles han sido tus mayores influencias como bajista?

“Jack Bruce, de Cream, creo que siempre ha sido mi bajista favorito. Luego estarían John Paul Jones, y también varios músicos de sesión de la época de la Motown, me encanta como suena el bajo en esos discos”.

¿Recuerdas cuáles fueron los discos de rock que más te marcaron?

“Cuando era pequeño escuché por primera vez “Abbey Road” de The Beatles, y creo que cambió mi visión de la música”.

La cara b de ese disco es algo increíble

“¡Oh, dios mio! (Risas), es uno de esos discos mágicos. Y luego estaría “Texas Flood”, de Stevie Ray Vaughan, con ese disco aprendí a apreciar el blues. “Pump” y “Permanent Vacation” de Aerosmith, fueron dos discos que también me impresionaron”.

¿Cuál dirías que ha sido el mejor momento de vuestra carrera hasta ahora?

“No lo se, para mi es levantarme cada mañana y saber que puedo contar con la banda, y que estamos juntos peleando por ésto. Para ser honesto, te diré que nos emociona conseguir cada nuevo concierto, y trabajamos igual de duro estando ante el público de los Black Crowes o ante la audiencia de un club. También fue muy especial ir a Europa y tocar en España, es sorprendente ver como gente de una cultura totalmente diferente es capaz de entender lo que haces aunque no hablemos el mismo idioma, eso demuestra que la música es capaz de unir culturas diversas”.

J.L. Fernandez, 2005. Entrevista completa publicada en el nº 385 de la revista Popular 1.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: