J.L. Fernandez's Blog

Interviews, articles, and other synthetic delusions of the Electric Head

Entrevista con… Stacey Earle y Mark Stuart

Posted by jlfercan en septiembre 5, 2010

La pareja más adorable del sonido “americana” ha vuelto a nuestros escenarios para presentar “Communion Bread”, su segundo trabajo de estudio como dúo. Un nuevo capítulo donde han vuelto a plasmar una colección de pequeñas postales de la vida cotidiana, íntimas y notablemente cercanas al mismo tiempo. Un disco definido, en palabras de sus autores, como una mirada de esperanza a un mundo envuelto en oscuridad.

 

Normalmente actuáis sin un repertorio predeterminado. ¿No es complicado?

Stacey: “No, porque sino haríamos siempre el mismo concierto durante meses, y se perdería la magia de las actuaciones. ¡Ahora es un concierto diferente cada noche! (Risas). También tenemos un momento para peticiones durante el show: dejamos de tocar y preguntamos a alguien del público qué canción nuestra quiere oir. Ellos piden su canción, y yo digo “OK, a ver si me acuerdo de como iba” (Risas). Con este tipo de show nos lo pasamos mejor que nunca, si haces unos cien conciertos al año y siempre tocas las mismas canciones cada noche, acaba siendo algo aburrido. Antes solíamos hacer ese tipo de conciertos, porque teníamos una banda y todo tenía que estar bajo control, pero ahora somos Mark y yo divirtiéndonos con la gente que viene a vernos, y es como decir al público que le aprecias, y que vas a ofrecer un concierto diferente para ellos, aprovechar el feeling del momento. En este momento ya tenemos varios discos editados, y si tienes un set list fijo, a la hora de sacar de paseo tus canciones es duro decirles a unas cuantas que se tienen que quedar en casa (Risas)“.

Hablemos de vuestro nuevo trabajo, “Communion Bread”, que es ya el segundo que grabáis como dúo. ¿Qué diferencias ves entre éste y el anterior, “Never gonna let you go”?

Stacey: “Lo veo como un disco más básico, menos producido. Mark y yo creemos que hay magia entre los dos, y decidimos no adornar esa magia con nada más. En cuanto a las letras, yo creo que es un disco más casero, que habla sobre aspectos de la vida diaria, y por eso tampoco buscamos una producción grandilocuente”.

Mark: “Éste es el segundo como dúo, pero yo ya trabajaba con Stacey desde siempre. Cuando ella grabó su primer disco, “Simple Gearle”, yo tocaba y fui el co-productor, así que aunque sea nuestro segundo disco oficialmente como un dúo, llevamos muchísimos años trabajando juntos y las grabaciones salen de forma natural, la gran diferencia para mí es que ahora aparece mi foto en ellos (Risas). Para este disco, teníamos a un amigo que tiene un pequeño estudio en Nashville, que está en la parte de afuera de su casa, así que es un sitio cómodo y pequeño donde trabajar. Teníamos muy claro que queríamos que las canciones fuesen lo más sencillas posibles, si te fijas utilizamos muy pocos instrumentos: hay una en la que sólo hay un piano y la voz de Stacey, otra en la que soy yo, mi guitarra y mi armónica. Y para contrastar eso, hay dos temas en los que utilizamos una producción más ambiciosa, con batería y guitarra eléctrica, para que el disco quedase lo más variado posible”.

Creo que hay un tema, “Oh, well”, que destaca por encima de los demás. Sinceramente, creo que es una de las mejores canciones de Stacey

Mark: “Ese es el tema más producido del disco, y es una gran canción. Creo que sería el single perfecto”.

Sin embargo, Mark, esta vez tus canciones cobran mayor protagonismo que nunca, “The old watch” me parece de lo mejor del álbum

Mark: “Pues es una canción que había escrito hace mucho tiempo. La escribí en 1984, tenía 19 años entonces, pero seguía dándole vueltas y vueltas, cambiando pequeñas cosas aquí y allá y nunca me gustaba el resultado final. La toqué durante uno o dos años cuando actuaba en el circuito de Nashville, que es de dónde soy, pero no parecía entusiasmar a nadie, y la fui dejando a un lado. Entonces cuando grabamos este nuevo disco Stacey me insistió para que la incluyese, porque a ella le gusta mucho. Ahora que tengo 40 años decidí cambiar un par de líneas y adaptarla a los tiempos actuales. Y es muy sorprendente, porque es un tema que se está haciendo bastante popular, ya que mucha gente identifica la letra de ese tema con la guerra de Irak, y ellos no saben que es un tema que tiene más de veinte años, no se, me enorgullece porque es cómo si la letra de “The old watch” hubiese superado el paso del tiempo”.

¿Cuáles serían vuestros temas favoritos de “Communion Bread” y por qué?

Stacey: “Por motivos personales, me quedaría con “Are you ready?”. Esa canción la escribí sobre la que era mi mejor amiga. Ya me entiendes, uno tiene muchos amigos y conoce a mucha gente, pero a veces hay una persona que “tu mejor amigo”, que es lo que ella representó en mi vida. Ella tenía 81 años y era una auténtica artista: tocaba el piano y pintaba, de hecho me enseñó a pintar. En definitiva, ésta mujer me inculcó muchísimo valor para creer en mis posibilidades, y ésta es una canción que escribí cuando iba a visitarla al hospital mientras se estaba muriendo. Me impresionó la naturalidad con la que aceptó que se moría, por eso titulo el tema “Are you ready?”: estaba físicamente muy enferma, pero su alma estaba preparada para dejar este mundo, y me alegré por ella. Fue cómo un despertar para mí, porque hasta ese momento no había perdido a ningún ser querido, y siempre me he preguntado si a mí me sucederá lo mismo cuando llegue”.

Mark: “El mío es “Oh, well”, porque Stacey está increíble en ese tema, y disfruté tocando mucho la slide en esa canción. ¡Incluso pude hacer un solo de slide! (Risas). En cuanto a mis canciones, ya te decía antes que le tengo un cariño especial a “The old watch”, y la respuesta que está teniendo en nuestras actuaciones es algo increíble, eso me da mucha confianza en mí mismo como compositor”.

Después de varios años Stacey Earle ya es un nombre con personalidad propia para los aficionados a la música, pero siempre he tenido curiosidad por saber si en los inicios de tu carrera no te preocupaba ser considerada únicamente “la hermana de Steve Earle

Stacey: “No, qué va. Yo nunca había intentado probar suerte en la industria de la música antes, cuando lo hice mi hermano ya era alguien muy reconocido, simplemente llegó el momento de hacerlo y lo hice. Sí, me preguntaban que si era “la hermanita de Steve Earle”, y siempre me reía y lo reconocía sin mayor problema. Nunca me preocupé por eso, nuestras carreras son muy diferentes”.

¿Y no te costó conseguir reconocimiento?

Stacey: “No, estoy muy contenta de cómo ha ido todo, y supongo que si la gente viene a vernos es porque les gustan las canciones. En ese sentido, creciendo con Steve cerca supuso tener un gran profesor a la hora de apreciar la buena música y componer una canción”.

Entrevisté a Steve el año pasado y él sin embargo me comentó que tú fuiste totalmente autodidacta

Stacey: “Aprendí a tocar yo sola, pero tampoco puedo negar su influencia. Cuando yo era pequeña ya sabía distinguir entre una buena y una mala canción, y todo gracias a él. Y cuando iba al instituto y mis amigas sólo se preocupaban por el hit del momento que sonaba en la radio, yo ya conocía cientos de discos, y sobre todo me fijaba en los compositores, para mí la firma en la canción era lo más valioso, ya a esa edad”.

¿Cuáles eran tus compositores favoritos en esa época?

Stacey: “Mi hermano Steve (Risas). También Townes Van Zandt, que llegó a hacerse amigo de Steve antes de morir, Johnny Cash, Dolly Parton, y más adelante descubrí a Lucinda Williams”.

Lo primero que escuché de ti fue tu primer disco “Simple Gearle”, y es un disco interesante, pero se nota que está hecho a base de canciones muy diferentes entre sí. El segundo, “Dancing with them that brung me”, tiene un sentimiento de unidad. ¿Crees que fue el disco que te dió a conocer a un nivel más amplio?

Stacey: “Creo que “Dancing…” funcionó mejor en Europa que en América, al contrario de lo que sucedió con “Simple Gearle”. En “Dancing…” me siento especialmente orgullosa de las letras de las canciones, porque creo que tienen muchos matices. Muchos dicen que las canciones de ese disco les recuerdan a canciones de cuna, y me gusta esa definición, aunque creo que bajo esa simpleza son espiritualmente muy profundas. Es quizá el disco más intimista que haya grabado, y Mark fue una parte fundamental en él”.

Luego llegó “Must be Live”, lo primero que editasteis como dúo. Ese es un álbum en directo inmenso, creo que es perfecto para quien quiera introducirse en vuestra música

Mark: “Creo que representa muy bien lo que eran nuestros shows en esa época. Nuestros tours eran enormes y teníamos decenas de tomas de distintas canciones, así que decidimos hacer un doble álbum con las mejores. Ahora nuestros shows han cambiado mucho, porque en esa etapa, como acabábamos de constituirnos como dúo, casi todo eran canciones de Stacey”.

Tengo entendido que os conocisteis en Nashville. Cuando la gente escucha la palabra “Nashville”, siempre se piensa en música Country. ¿Cómo diríais que era la escena de la ciudad entonces y cómo es ahora?

Mark: “Me gustaría poder contarte en profundidad como es ahora, pero giramos tanto que me resulta imposible estar al tanto de lo que sucede allí. Lo intento, y siempre me interesa saber cómo está la escena de clubs y todo eso, pero poco más. En los primeros 90, cuando conocí a Stacey, Nashville estaba en el ojo del huracán, era una escena muy excitante que exportaba su música al resto del país, pero creo que todo eso se vió perjudicado por el éxito de Garth Brooks. Antes se tenía la sensación de que el Country era algo más puro, más honesto, pero llegó Garth Brooks y vendió millones, y millones de discos y la industria se volvió loca buscando repetir un éxito como ese. Garth Brooks fue el primer artista Country en convertirse en una figura más del Pop comercial, jugando en la misma liga que Bruce Springsteen, Michael Jackson o Whitney Houston. Lo cambió todo, porque de repente atrajo a todos esos ejecutivos de New York y L.A. a Nashville para cambiar la escena de la ciudad. El dinero lo estropeó todo, porque la gente de esas compañías no tenían el más mínimo background en música Country, y trataron de imponer lo que ellos creían que debía ser el Country. Buena parte del Country más comercial que suena ahora por la radio empezó en esa época. No quiero menospreciarlo, sólo decir que esos discos que producen en serie, aunque aparenten ser música Country, no tienen el espíritu ni el sonido real que debe tener un disco de ese estilo”.

¿Qué me decís del llamado estilo “Americana”? En Europa parece estar teniendo una gran acogida, y vuestro caso es buen ejemplo de ello

Stacey: “El estilo ha madurado y creo que ya se puede establecer una división y hablar “americana mainstream”, que son artistas que pueden tocar ante miles de personas, como mi hermano, o Lucinda Williams, o incluso leyendas como Emmylou Harris, que se están reencontrando con su público natural, y en Europa lo estáis descubriendo, es como una nueva moda”.

Mark: “Es cierto, el “americana” está de moda aquí, y ciertamente eso nos ha beneficiado, asi que me alegro mucho por ello (Risas). Lo mejor de este movimiento es que incluye a artistas muy distintos y mezcla muchas cosas: influencias incluso del rockabilly o el swing, o los viejos songwriters folk, honky tonk country, los bluesmen del Delta… Es raro para un estadounidense, porque se trata de música de raíces, muy tradicional, y sin embargo los europeos, pese a no entender las letras muchas veces, parecen conectar con el espíritu de las canciones, incluso en el lenguaje corporal del público, se nota que captan el sentido de las canciones, es algo de lo que todos los artistas americanos se sorprenden al principio”.

Hablemos un poco de vuestra vida cuando estáis de gira. En todas las entrevistas comentáis lo unidos que estáis y todo eso, pero seguro que también tenéis vuestras diferencias

Mark: “Como en cualquier matrimonio, pero nuestra convivencia es algo increíble, de no ser por Stacey no creo que pudiese soportar hacer giras tan largas, con ella me siento como en casa. Muchas parejas tienen profesiones muy distintas y apenas se ven, y nosotros somos muy afortunados de poder sacar esto adelante. Estamos juntos veinticuatro horas al día, uno en frente del otro, en el mismo escenario, camerino, restaurante, avión… y eso me hace ver cada día que estábamos destinados a estar juntos, porque cada nuestro amor debe superar ese reto, ¿qué prueba mayor que esa puede haber para dos personas?”.

¿Y no hay algún artista que Stacey se empeñe en escuchar todo el día y que tú odies?

Mark: “La verdad es que no (Risas). Lo digo en serio, creo que incluso en eso somos muy parecidos. En la carretera cuando ponemos cds suelen ser discos de los Beatles, y además escuchamos a artistas como Willie Nelson, Robert Johnson. Si a ella le gustase el Country más comercial, o el Hip hop, igual teníamos problemas (Risas), pero no es así”.

Stacey: “Cuando escuchamos música, sabemos que le va a gustar al otro, de hecho nos hemos descubierto muchos artistas y siempre ha funcionado, ni siquiera nos consultamos sobre qué cd poner, es música que gusta a ambos”.

¿Y esa compenetración también la lleváis al terreno compositivo?

 

Stacey: “No, componiendo es distinto, porque lo escribimos todo por separado, y cada uno respeta al otro como compositor individual. Eso no quiere decir que no nos consultemos, y que yo vaya junto a él y le diga “Hey Mark, ¿estás trabajando en alguna nueva canción?”, o que él me pregunte mi opinión y yo sugiera hacer algún cambio. El acabado final suele tener parte de los dos, pero lo que es la estructura de la canción, en lo musical y las letras, es de cada uno”.

Creo que además vuestras canciones tienen la capacidad para conectar con personas de gustos musicales y edades muy diferentes

Stacey: “Es muy agradable escuchar eso, me gustaría creer que es verdad. Si es asi, es porque escribimos canciones sobre nuestras vidas, y ya sabes, creemos que las personas somos muy diferentes, pero todos pasamos por las mismas cosas en la vida, y la audiencia se identifica con eso. Por ejemplo, en el álbum anterior había más luz, más melodía, y creo que este se centra más en el lado más sombrío de la vida, porque con todo lo que está pasando en el mundo, estamos viendo la cara oscura de la vida. “Communion Bread” es un disco de melancolía y oscuridad, pero basado en la esperanza, en sacar la cabeza fuera del agujero y ver la luz”.

Cuando hablas de la oscuridad en la que vive el mundo, imagino que te refieres a la situación política de tu país. En tu propia familia tenemos un ejemplo de ello, ¿qué opinas de la censura que sufrió tu hermano Steve en estos últimos años? Tiene que ser duro

Stacey: “Sí, pero creo que esa situación es la que le impulsa aún más a decir todo lo que piensa. Como americanos, tenemos la sensación de que lo que ha pasado últimamente es realmente extraño, en muchos aspectos no nos sentimos cómodos en nuestro propio país. Mark y yo también estamos involucrados políticamente, sobre todo Mark, pero elegimos no llevarlo al escenario. Pero cualquiera que viene a vernos sabe que al finalizar el concierto, si se acerca a nosotros, puede venirse a conspirar al callejón (Risas). En nuestro disco se habla de un mundo lleno de problemas, pero hay un sentimiento cristiano de esperanza muy fuerte. Nosotros somos religiosos, y recientemente también he perdido a gente que quería, pero creer en algo me da esperanza, y quería que eso se transmitiese en nuestra música. No me importa que todos me vean como una persona arrodillada, en busca de respuestas, aunque parece que en mi país tener creencias religiosas está muy mal visto”.

Pues Estados Unidos es uno de los países democráticos donde los símbolos religiosos tiene un peso mayor, empezando por los billetes de dólar, y donde el presidente nombra a Dios en cada discurso. Eso es impensable en Europa

Stacey: “Ese es el problema, que identifican ser religioso con ser conservador, y la gente como nosotros tiene muchos problemas, por eso titulamos el disco “Communion Bread”. Cuando les comentamos a la gente que los domingos vamos a la Iglesia nos preguntan si nos hemos vuelto republicanos, y cuando vamos y hablando con alguien les decimos que no lo somos, nos machacan, y eso le está sucediendo a todo el mundo. Definitivamente, nuestra religiosidad no se parece a la de George Bush (Risas), sino que es un sentimiento propio de cada uno. Lo que están haciendo los republicanos es una nueva cruzada en el exterior e institucionalizar la religión dentro del país, algo que en América no había pasado jamás. Ir a la iglesia como ideología política es algo repugnante, la mayor hipocresía que está sucediendo hoy en día en América. Se nos hace muy raro vivir todo esto”.

Volviendo a tu hermano Steve, ¿por qué no grabáis algún tema juntos? Él suele incluir duetos con voces femeninas en todos sus discos

Stacey: “Es que le gustan mucho ese tipo de duetos. Y le gustan mucho las mujeres (Risas)“.

Y además tiene buen gusto. ¿No tenéis planeado grabar nada juntos?

Stacey: “Ya lo hicimos hace años, primero en su disco “The hard way” grabamos “Promise you anything”, y después “When I Fall”, en “Trascendental Blues”, y ese fue su antepenúltimo disco, asi que quizá volvamos a hacerlo, pero sería más adelante”.

Cuando empezásteis con vuestra carrera juntos ya teníais varios hijos. ¿Aceptaron bien que su madre se fuese a dedicar a la música?

Stacey: “Nuestros hijos son nuestros mayores fans, y nosotros somos ahora los suyos, porque también están interesados en la música. Nuestro hijo Kyle está en una banda llamada hardcore Evergreen Terrace, acaban de girar por Europa y llenaron en todas las salas donde tocaron. Me gusta mucho lo que hacen”.

 

Me cuesta imaginarte escuchando Hardcore

Stacey: “No te creas, cuando era más joven solía escuchar bastante Punk Rock, y me sigue gustando la fuerza que hay en esa música”.

¿Cuáles eran tus punk rockers favoritos?

Stacey: “Mmmm, seguí mucho aquel movimiento que se llamó “Cow-Punk”. Mis favoritos fueron siempre Jason and the Scorchers, les vi una vez en directo y creo que fue el mejor concierto de mi vida. Puedes ser bueno, pero no puedes ser mejor que Jason and the Scorchers en directo. Más punk rockers, mmm…¿puedo decir Jerry Lee Lewis? (Risas). Pues eso, pondría a Jason & the Scorchers y a Jerry Lee en el mismo pedestal”.


Sigamos hablando sobre tu familia, Steve me comentó que vuestro padre fue una gran influencia a la hora de entrar en el mundo de la música

Stacey: “Toca muy bien el piano, canta y es un gran intérprete de ukelele (Risas). Creo que todos aprendimos mucho de él, y de nuestra madre también. Musicalmente no tenemos mucho que ver, pero nos inculcaron el amor por la música. A Mark le pasa algo parecido, su padre tiene 81 años, y todavía actúa de vez en cuando, es increíble (Risas)“.

Tengo entendido que además tienes otro hermano y también es músico

Stacey: “Tengo dos hermanos mayores además de Steve. Todos tocan pero no se ganan la vida con ello. Está Patrick, que es el manager de Steve, y él si que vive de esto. Mi otro hermano toca el trombón y mi hermana la trompeta”.

¿Qué soléis hacer cuando os cansáis de girar y componer?

Stacey: “Mark ni siquiera es capaz de apartarse de la música entonces. Su mayor hobbie es coger su guitarra, irse a algún sitio un poco apartado con un amplificador y ponerse a tocar al aire libre, eso le relaja mucho. Mis hobbies son sobre todo pintar, me encanta mezclar los colores, aunque no soy demasiado buena, pero espero mejorar con el tiempo. Aunque lo que más me gusta del mundo además de la música es cuidar mi jardín (Risas). En serio, me paso horas cuidando de él, es un ser vivo, y nos echamos mucho de menos cuando salimos de gira”.

Entrevista completa publicada en la revista Popular 1, número de febrero de 2006

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: