J.L. Fernandez's Blog

Interviews, articles, and other synthetic delusions of the Electric Head

Entrevista con… Airbourne

Posted by jlfercan en enero 8, 2011

En 2008, su debut convertía a estos australianos en una de las grandes sensaciones. No pasaban de los veinticinco años, y ya se codeaban con Lemmy, los Stones o Mötley Crue. Pese a su enorme deuda con sus paisanos AC/DC, “Runnin’ wild” se convertía en uno de los discos de cabecera entre los seguidores del Hard Rock más potente. Su frontman Joel O’ Keefe nos contaba desde Australia como veían por entonces su enorme éxito.

La banda la empezásteis tu y tu hermano, ¿verdad?

Si, éramos muy jóvenes, yo tenía como 14 años, y mi hermano era todavía más pequeño, tendría sobre doce, pero ya se había comprado una batería y tocaba de puta madre. Nos pasábamos todo el tiempo que no estábamos en la escuela ensayando, intentando tocar temas de nuestras bandas favoritas. Nos convertimos en los típicos estudiantes melenudos de secundaria (Risas). Los vecinos se volvían locos cuando empezábamos a tocar y terminaban llamando a la policía (Risas). La policía llegaba, dejábamos de tocar, y en cuanto se iban, volvíamos a empezar otra vez. Era gracioso, porque ya estaban acostumbrados a venir a nuestra casa, y un día nos abroncaron seriamente, nos dijeron que tenían mejores cosas que hacer que pegar la bronca a adolescentes ruidosos (Risas). Era cuestión de tiempo que quisiésemos convertirnos en profesionales, en los años siguientes probamos a todo aquel que conocíamos que supiese tocar algo, amigos, gente que conocíamos bebiendo en bares… hasta que conocimos a David, nuestro segundo guitarrista, y a Justin, el bajista. Entonces nos mudamos a Melbourne, porque en nuestra ciudad no existía una escena musical de ningun tipo. Alquilamos una casa los cuatro y vivimos alli durante dos o tres años. Era una locura, llenamos las paredes de posters, nos pasábamos el día haciendo fiestas y ensayando… buenos tiempos. En esa época fue cuando empezamos a ofrecer conciertos sin parar. Puedes imaginártelo, chicos de provincias recien llegados a una gran ciudad como Melbourne…

Tuvo que ser duro empezar de cero

Lo fue, pero no nos dábamos cuenta de ello, porque estábamos ansiosos por vivir nuestro sueño rockero. Quiero decir, eramos unos recién llegados a la ciudad, sentíamos que nos íbamos a comer el mundo. Nos ofrecíamos para actuar en cualquier local, grande o pequeño, que tuviese un escenario, y lo conseguíamos más tarde o más temprano a base de insistir. Ya sabes, telonear a otros grupos, conciertos con horarios ridículos… no le hacíamos ascos a nada. Y para cada show que ofrecíamos, diseñabamos carteles nosotros mismos, los pagábamos de nuestro bolsillo y empapelábamos la ciudad con ellos, y si los arrancaban volvíamos al día siguiente, y los pegábamos otra vez. Y por supuesto, fuimos aprendiendo como funciona esto de estar en una banda de rock n’ roll.

Antes de mudaros a Melbourne, crecisteis en una ciudad llamada Warrnambool. ¿Cómo empezó vuestra afición por la música?

Fue básicamente gracias a nuestro tio, que tenía una gran colección de discos. Asi que ibamos a su casa y escuchabamos todos esos álbumes de Black Sabbath, Free, Creedence,Thin Lizzy, Tom Petty, Def Leppard… conseguía todas las novedades. Cuando nos preguntan por nuestras influencias, mi hermano y yo solemos citar directamente a este tio nuestro, porque pocos niños tienen la suerte de poder disponer de tan buen material desde pequeños.

Para la grabación de este debut ya disteis un paso adelante muy significativo, al iros a grabarlo a Estados Unidos

Fue todo muy rápido, y al principio nos intimidaba un poco. Nunca habíamos estado en USA antes, y ya sabes, estábamos acostumbrados a trabajar a nivel local, pero bueno, la compañía escogió al productor, Bob Marlette, y nada más llegar nos dimos cuenta de que estaba en sintonía con nosotros, y que quería hacer un disco de Rock salvaje y vibrante, asi que no hubo mayor problema. Intentamos dar lo mejor de nosotros mismos, y desde el principio, todo parecía estar en su sitio. Básicamente aprendimos que hay que entrar en el estudio con las ideas muy claras, dejar la mierda a un lado, y ya está. Fue muy sencillo.

El álbum suena fantástico, tiene mucha vitalidad. Da la impresión de que estamos ante una banda de estadio, a la vieja usanza. Uno puede imaginarse a miles de personas coreando esas canciones

Claro, tocar en clubs está bien, pero actuar ante grandes multitudes es mil veces mejor. Nosotros queremos ser la clase de banda que es AC/DC o que eran Queen. La música de Kiss, Thin Lizzy o Metallica… son canciones para llenar estadios, y eso es lo que estamos intentando hacer. Crear ese sonido, potente, vibrante, que te lleva a otro nivel”.

¿Cómo os repartís el trabajo a la hora de componer?

Yo me ocupo de la música normalmente, junto con mi hermano. Y en cuanto a las letras, todos aportamos ideas, por ejemplo Danny escribió gran parte de las de este disco. Pero es cosa de todos, y nos van influyendo las cosas que nos pasan: borracheras, chicas que nos esperan tras los shows, alcohol por todas partes, giras interminables, la vida en la carretera y demás. Eso siempre ha inspirado buenas canciones.

Hablemos de las del álbum. Mi favorita es “Diamonds in the rough”. Recuerda a la energía de unos Rose Tattoo

¡Me gusta esa comparación!.

¿Qué me dices de “Too much, too young, too fast”?

La terminamos mientras estábamos en el estudio. Es, básicamente, una canción de bebedores. Habla sobre sentirte joven y tener ganas de fiesta, aún en un mundo tan jodido como el actual. Pones la tv y ves como está el mundo: guerra, terrorismo, mierda por todas partes, y dices, “hey, yo soy joven, me siento vivo y tengo ganas de rockear”. Asi que a la mierda los problemas del mundo, la música es para sentirse bien. Aunque se acerque el fin del mundo.

Estamos ante vuestro primer tour europeo. Vais a tocar en Reino Unido y Alemania. ¿Qué esperáis de esta gira?

Oh, esperamos divertirnos básicamente, pero es que además es un honor para nosotros tocar en un sitio del que han salido tantas grandes bandas. Vamos a estar frente al público que vio nacer a grupos como Judas Priest, Black Sabbath o The Who, y en el caso de Alemania, a Scorpions, asi que vamos a ofrecer lo mejor de nosotros mismos. Sabemos que sois muy exigentes por ahí. Nosotros no creemos en paises ni fronteras, sino que más bien vemos una gran comunidad del Rock and Roll que nos va a recibir con los brazos abiertos. Asi que llegaremos, pondremos el volumen al máximo y saldremos a divertirnos.

El álbum también se va a editar en USA. ¿Tenéis planes para tocar alli?

Si, en cuanto termine la gira europea.

Es muy difícil para una banda de fuera triunfar los States, aunque compatriotas vuestros como AC/DC lo consiguieron. ¿Cuál crees que es el secreto para conquistar América?

Creo que esa es la pregunta que se hacen todas las bandas… yo diría que es echarle pelotas. Si tu banda es lo suficientemente buena, es lo mismo que te decía sobre el tour europeo. El público americano lo ha visto todo, y es más difícil, pero si vas y les ofreces un buen show de rock con pelotas, no debería haber ninguna diferencia con el público de Australia, o de UK.

En Australia hay dos cosas totalmente únicas: los canguros y las bandas hard rockeras de bebedores y pendencieros. ¿Qué hay en el aire que respiráis para que suceda esto?

Seguramente sea una mezcla de petroleo, polución y mierda (Risas). A los australianos nos gusta ir al pub y disfrutar de la vida, y tenemos muy buenos clubs, y las bandas crecen tocando en pubs y conduciendo miles de kilómetros para ir de una ciudad a otra. Pero sí, nos gusta beber y nos gusta el rock con pelotas, y por eso salen tan buenas bandas de aquí.

Entre vuestras influencias, junto a AC/DC y Rose Tattoo, siempre citáis a The Angels. Creo que nunca había oído hablar de esa banda. ¿Fueron muy grandes en Australia?

The Angels son de la misma época que AC/DC, y aunque no son tan “Arena Rock”, tienen también un estilo de Rock n’ Roll tosco, bluesy y salvaje. Hay mucha confusión respecto a ese grupo, porque en Australia los conocemos como The Angels, pero sus discos se editaron en América con el nombre de Angel City. Para mi, son una de las mejores bandas australianas de todos los tiempos, prácticamente todos sus discos son muy recomendables.

Airbourne recordais, inevitablemente, a AC/DC. ¿No os preocupa que algunos puedan decir que sonáis demasiado similares?

Para nada. Es lo que nos gusta, lo que hemos escuchado siempre. Reconozco el parecido, pero es que siempre tuvimos en mente formar una banda para tocar este tipo de canciones.

Los AC/DC de Bon Scott tenían un background bluesy muy acusado. ¿Compartís también eso?

Oh tio, por supuesto. Quizá no se note demasiado en el disco, pero es la música que todos escuchamos cuando estamos de gira. A todos nos gusta John Lee Hooker, Muddy Waters… y la música negra en general. Es decir, que básicamente esta clase de rock n’ roll es una mezcla entre la forma de tocar de Chuck Berry y los aullidos de Little Richard.

En vuestra corta carrera, ya habéis teloneado a algunos de los más grandes. Entre otros, habéis abierto para los Stones y Mötley Crüe. ¿Cómo fueron esas experiencias?

Wow, ¿qué puedo decir?. Fue fantástico, y además hemos tocado con muchas otras bandas que idolatramos, como Rose Tattoo y Motörhead. Un gran honor para nosotros.

¿Pero tuvisteis oportunidad de conocer a algunos de ellos?

Si, tuvimos mucha suerte, porque pudimos estar con Lemmy aquella tarde antes del concierto. ¡Lemmy is the man!. Nos imponía mucho respeto, alli estaba él, el jodido Lemmy, ¡apenas nos atrevíamos a hablar con él! (Risas). Con los Stones fue diferente, claro, ellos no se relacionan con los teloneros, pero de todos modos fue algo genial, una experiencia totalmente surrealista para nosotros, puesto que estabamos actuando en un estadio abarrotado, frente a su audiencia. Estás tocando en el mayor show de Rock del mundo, y te sientes algo culpable, en plan “¿Qué cojones hago yo aquí?”. Pero lo haces lo mejor que puedes, porque después de todo, los Stones también empezaron teloneando a alguien, ¿no?.

¿Ves la posibilidad de que algún día Airbourne acabe tocando en grandes recintos, como las bandas anteriormente citadas? Antes esa era la evolución natural de las buenas bandas, pero hoy en día, con las descargas de Internet y demás, el panorama está fatal para el rock de estadio

Ok, ya se que hay muchas bandas que culpan a Internet de todo lo malo que les pasa pero yo no voy a seguir ese ejemplo. ¿Es Internet el culpable o es que nadie querría pagar por ver a cierto tipo de bandas?. Yo creo que si tu música es buena, atraerá a la gente, y que Internet da igual. De acuerdo, te puedes descargar los discos, incluso puedes descargarte conciertos enteros filmados. Pero hay una cosa que no puedes descargarte, que es la excitación de ver a una gran banda enfrente tuya, ni puedes descargarte la sensación de estar emborrachándote en un gran festival viviendo la música, porque esas son experiencias que solo los fans de la música tienen. El Rock n’ roll es eso, riffs de guitarra saliendo de una montaña de amplificadores, alcohol, sexo, conciertos inolvidables… eso no lo puedes extraer de un ordenador.

Vosotros tenéis vocación de banda clásica, pero, ¿cómo os sientan todas estas reuniones de formaciones míticas?. Me refiero a Van Halen, The Who, Led Zeppelin… ¿No supone, en cierto modo, un obstáculo para grupos como vosotros, que deberíais estar tomando el relevo?

Adoramos a esas bandas, pero esas reuniones son un coñazo, simplemente me aburren. Que lo demuestren grabando un álbum a la altura de las circunstancias, cualquiera puede girar tocando los hits del pasado. Esas bandas son como viejos cowboys, que tras años de retiro vuelven a enfundarse sus viejas armas y a montar sus viejos caballos. Fueron los mejores, pero ahora vuelven después de años sin hacer nada. Me parece poco coherente, es la salida fácil.

Bien, hablemos un poco de Aussie Rock

¡Perfecto!.

Voy a nombrar unas cuantas bandas australianas y me gustaría que me dieses tu opinión sobre cada una de ellas. La primera es AC/DC, por supuesto

¡Admiración absoluta!. No sólo porque sean una de las mejores bandas del mundo y lo sigan siendo desde hace tantos años, sino porque son una inspiración a la hora de escribir canciones y de grabar un álbum. Durante sus mejores años, mantuvieron un nivel imposible de igualar. Es decir, todos somos fans de la etapa Bon Scott, pero me parece también increíble que su siguiente disco fuese “Back in black”. Brian es grande, y ahí demostró tener pelotas, porque Bon era el mejor frontman del mundo, y todos pensaban que con Brian bajarían el nivel, pero demostró que podía ocupar el puesto y… wow, “Back in Black” es un álbum asombroso.

Rose Tattoo

Oh (emocionado). Los he visto mil veces, siguen siendo enormes. Rose Tattoo son los más grandes, Angry Anderson es un frontman increíble. Verle en directo es… difícil de describir, tio. Ese hombre suda sangre en el escenario, su voz es como una tormenta eléctrica en mitad de la noche, para mi su musica es… no tengo palabras. Una banda increíble.

Beasts of Bourbon

¡Tex Perkins!. Si, buena banda también. Son de Melbourne, muy buenos en directo también. Coincidí con Tex una vez, en un avión, y es un tio cool.

Radio Birdman

Son también grandes representantes del Aussie Rock. Me gustan mucho sus discos antiguos, y su reunión ha sido una excepción a las que comentábamos antes, porque su nuevo disco no está mal. Es una banda excelente, creo que la gente les debería tener más en cuenta.

The Drones

Si, he oído hablar de ellos, son una banda joven como nosotros. El problema es que todavía no los he podido ver en directo, asi que no sabría muy bien qué decir sobre The Drones, pero por lo que me han comentado, su música vale la pena.

¿Qué me dices de Wolfmother?

Lo están haciendo muy bien, y su éxito le vendrá bien a los grupos australianos, porque están devolviendo a nuestro país a los primeros puestos de los charts americanos. Son unos dignos portadores de la bandera Aussie en el rock, y su triunfo nos va a venir bien a todos.

Para terminar, ¿cómo ves a Airbourne dentro de diez años?

Nos veo con la misma formación, con unos cuantos discos más a nuestras espaldas y con el mismo entusiasmo que tenemos ahora. Me gustaría que se nos considerase una buena banda en directo por el público europeo y americano.

J.L. Fernandez, 2008. Entrevista publicada en la revista Popular 1.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: