J.L. Fernandez's Blog

Interviews, articles, and other synthetic delusions of the Electric Head

Entrevista con… Sean Yseult (White Zombie, Rock City Morgue, The Cramps) (2010)

Posted by jlfercan en febrero 18, 2011

Ha pasado una eternidad desde que editaran “Dead man’s song” pero Rock City Morgue tienen un nuevo trabajo, “The boy who cried werewolf”. Lux Interior ya no está entre nosotros, lo de los Misfits es un triste sucedáneo, y Danzig sigue perdido en su mundo, asi qué, ¿quien mejor que Sean Yseult y Rick Slave para enarbolar la bandera de la estética de serie B en el Rock n’ Roll?. Con respeto, pero de forma naive y desenfadada, como los decorados de cartón piedra con los que Ed Wood confeccionaba nuestros sueños. Mientras Hollywood se carga el mito, en algún pantano de New Orleans el niño grita “¡hombre lobo!” y Lon Chaney Jr. y Paul Naschy esbozan una sonrisa allá donde estén.


Han pasado un montón de años entre éste “The boy who cried werewolf” y “Dead man’s song”. Mucha gente llegó a dudar acerca de la continuidad de la banda

No fue intencionado, el tiempo pasa muy deprisa. Y tampoco es que estuviesemos parados. Hicimos un EP hace un par de años, sólo en vinilo, que solemos vender en nuestros shows. En definitiva, que no teníamos prisa por grabar éste. Si os hemos hecho esperar mucho, ¡lo sentimos!(Risas). Ahora tenemos un sonido algo diferente, porque he empezado a componer al piano. Es una situación nueva para mi, porque aunque fue el primer instrumento que aprendí a tocar, siempre he compuesto al bajo. Cuando grabamos “Dead man’s song”, había una separación clara entre los temas que yo componía al piano, y los que Johnny hacía a la guitarra. Para éste, sin embargo, trabajamos más unidos, e incluso en los temas más rockeros de Johnny, yo le seguía al piano, y vimos que funcionaba bien, y nos daba un sonido más característico”.

Tu ex compañero en White Zombie, Jay, produce el álbum. ¿Qué tal fue trabajar con él?

Jay es como mi hermano, y nos encanta trabajar con él, es un tio muy creativo”.

Rik Slave es un vocalista muy personal. Es, sin duda, un cantante de Punk Rock, pero al mismo tiempo es como un crooner, y tiene muchas influencias del Blues también. ¿Cuáles son sus cantantes favoritos?

Para mi, es mitad Johnny Rotten y mitad Frank Sinatra (Risas). Le gustan por igual los Ramones, Dead Boys y Nick Cave. Y también es muy fan de Patti Smith. Además, tienes que entender que él creció en New Orleáns, y es normal que el Blues le haya influenciado”.

Como siempre, Rock City Morgue seguís recuperando toda esa iconografía de terror y serie B tan especial. ¿Por qué dedicáis en ésta ocasión la portada y el título del disco al mito del hombre lobo?

Pues porque queríamos centrarnos en lo tétrico, y el hombre lobo representa, además, el lado oscuro de la vida. Si le preguntases a Rick, te diría que es una evolución natural: nuestro anterior EP se tituló “The cat’s meow”, y en ésta ocasión queríamos a un animal peludo mucho más grande (Risas). Y ya sabes, es una parodia de ese cuento, “El niño que gritó lobo”, mezclando con toda ésta iconografía americana de cine de terror y hombres lobo”.

Sabemos que eres una gran aficionada a éste tipo de films. ¿Quién encarnó mejor, según tú, al hombre lobo en el cine?

Bueno, antes de nada, decirte que me gustaría ver la nueva que han estrenado, con Benicio del Toro. Ya se que no va a ser tan buena como las clásicas, ni de broma, pero quiero verla. ¡Todas las chicas quieren, para ver a Benicio! (Risas). Pero si hablamos de actores, no hay ninguno en especial que me entusiasme. OK, Lon Chaney Jr. fue el original, pero tampoco me gusta especialmente como actor. Y de los que vinieron después de él… uf, recuerdo que Jack Nicholson hizo de hombre lobo, pero aquella película era una estupidez (Risas). No, no soy capaz de recordar ningún hombre lobo especialmente brillante, lo siento (Risas)”.

No se si te sonará el nombre de Paul Naschy

Pues no, la verdad”.

Era el hombre lobo español por antonomasia, y es muy respetado a nivel internacional

Pues nunca había oído hablar sobre él. No sólo me gusta el cine de horror americano, sino que, por ejemplo, las películas brasileñas de José Mojica Marins, y su personaje Coffin Joe son de mis favoritas. Con el hombre lobo me pasa que he visto muchas películas, pero no siempre recuerdo quien lo interpretaba”.

¿Sigues interesada en películas de terror y serie B? ¿o lo consideras algo del pasado que te gusta añadir estéticamente a la banda?

No, no, me siguen gustando. Las veo muy a menudo, sobre todo los clásicos”.

¿Por qué crees que eran tan especiales aquellas películas de los 50 y los 60?

Hay algo puro y naive en ellas, sobre todo en las clásicas de la Universal. Los monstruos clásicos, como Drácula o Frankenstein, pueden parecer algo tontos vistos hoy en día, pero aquellas películas contaban con excelentes actores y buenos guiones, y siguen siendo especiales. Yo me quedaría con las de los años 50”.

Antes hablabas de Mojica Marins y Zé do Caixao, o Coffin Joe, como le conocéis en Estados Unidos. Esas películas son geniales. Es increíble que en esa época, en un país como Brasil se hiciera un cine de terror tan sádico y oscuro

Me encantan los films de Coffin Joe. Y cuando White Zombie fuimos a Brasil, llegamos a conocer a Mojica, que se comportaba exactamente igual que su personaje Coffin Joe”.

¿Cómo fue el encuentro?

Actuábamos en Sâo Paulo, en el Hollywood Rock Festival. Una locura, habría unas 300.000 personas, y compartimos cartel con Smashing Pumpkins, Black Crowes, Page y Plant, increíble… Y tuvimos unos días libres, y nos fuimos a los estudios en los que él rueda sus películas. Fue entrar en el edificio y alucinamos, porque apareció vestido igual que el personaje, con su sombrero de copa, la capa negra… y siguiéndole a todas partes iba una mujer con un vestido ajustado rojo, y cuernos rojos en la cabeza, como si fuese su pequeña diablesa, llevando un libro enorme en brazos (Risas), le seguía a todas partes, nunca entendimos quien era ni qué hacía exactamente”.

Es un personaje muy controvertido. Solía abusar bastante de sus actrices. Las escenas con serpientes y tarántulas son totalmente reales, porque no tenía presupuesto para efectos especiales

Oh, ¿en serio?. Mira, siempre me parecieron muy reales esas escenas, pero pensé que habría algún tipo de truco. ¡Por eso gritaban tanto! (Risas). Pues conocerlo fue genial. Me dejó meterme en uno de sus ataúdes. Tengo una foto en la que yo estoy metida en el ataúd, y él aparece acercando sus enormes uñas a mis ojos (Risas)”.

¿Cómo veis ahora “Dead man’s song”?

Me encanta, creo que grabamos un buen disco, y vamos a tocar algunos de sus temas en directo. Nos basaremos, sobre todo, en el nuevo, pero no nos olvidaremos de “Dead man’s song”, y seguro que también cae algún tema de “Some ghouls”.

Cambiando de tema. Parece ser que estás escribiendo tu autobiografía

Sí, precisamente estoy en New York ahora, negociando el tema con una editorial. Lo estoy escribiendo, se titula “I’m in the band”, el título es una parodia del libro de Pamela Des Barres “I’m with the band”. Está centrado en mi experiencia, siendo una de las únicas chicas en éste mundo del Rock y el Metal durante tantos años. Tengo un montón de anécdotas y fotos de los primeros tiempos de White zombie, y además incluirá buenas anécdotas sobre como era estar de fiesta en el backstage con grupos como Pantera, Antrax, los Ramones, The Cramps… tuve la suerte de girar con algunos de mis grupos favoritos, y eso se va a ver reflejado en el libro. Y además quiero contar la historia de White zombie a mi manera y explicar muchas cosas que necesitan ser explicadas. En esos primeros días también hay buenas historias, cuando no teníamos dinero, tocábamos en el CBGB’s, etc., hasta el final en el que tocábamos en grandes pabellones. Creo que es una historia interesante”.

¿Es difícil ser mujer en el mundo del Rock, digamos, “duro”?

No, no difícil, porque yo siempre fui una más, “uno de los chicos” (Risas). Recuerdo que cuando White zombie actuamos en Donington, fui la primera mujer en tocar allí, exceptuando a Doro Pesch, y fue algo extraño, porque estaba alli con el resto de músicos en el backstage, y me acuerdo que estaban Slash y su banda, Sebastián Bach, Metallica, Corrosion of Conformity, y yo era la única chica, pero siempre me llevé bien con toda esa gente. Y sí que a veces, cuando esperábamos para tocar en algún gran show como ese, o en algún festival, si que se producían situaciones raras en el backstage, y todo el mundo creía que me quería colar, o que estaba allí porque era la novia de alguien. Me acuerdo de una vez, que mi banda iba a empezar su set, y yo me dirigía hacia el escenario, y me paró un tipo de seguridad, ¡y no me dejaba salir a escena!. El show ya tenía que haber empezado, y yo allí, intentándole explicar a aquel tio que no, no era la novia de nadie, que estaba allí para tocar. Por eso el libro se titula “I’m in the band”. Es una frase que he tenido que pronunciar muchas veces. Más de las que me hubiera gustado”.

Ya que estás escribiendo el tuyo, ¿cuál sería tu libro favorito relacionado con el mundo del Rock?

Mi favorito, con diferencia, es “Your pretty face is going to hell”. Narra las aventuras de David Bowie, Lou Reed e Iggy Pop, su lado más loco y el más creativo, y como trabajaban juntos y creaban tantos discos fantásticos, habla de su relación con Warhol y la vida tan tormentosa que llevaba éste… me alucinó. Es uno de mis libros favoritos, sin importar el género del que hablemos”.

Rob zombie publicó el año pasado la caja recopilatoria “Let sleeping corpses lie”, que recogía prácticamente todo lo que grabásteis. No quedaste contenta con el resultado, ya que no incluía demasiada información sobre el grupo

Para ser honesta, me sentó tan mal, que fue cuando decidí escribir mi libro. Ya hablamos de esto cuando me entrevistaste hace dos años, pero quiero recordar que no es que Jay y yo fuésemos miembros del grupo, sino que fuimos los que escribimos todas esas canciones. Cuando salió la caja y vimos cómo nos había borrado de un plumazo, estábamos muy jodidos. Rob lo hizo todo a nuestras espaldas. Yo podía haber contribuido con grandes fotos, y tenía que haber sido un gran lanzamiento, y no lo que salió. Llevaba esperando esa caja desde hacía años, y me quedé desolada. Incluso para ex miembros como Tom Five, que nunca tuvieron éxito después en sus carreras, hubiera supuesto algo de dinero y reconocimiento que aparecieran sus nombres. ¿Quién quiere comprar una boxset que no tiene información?. Fue un shock para mí, de hecho despedí a nuestro manager en cuanto vi la caja, y empecé a escribir el libro, que tiene muchas cosas positivas y divertidas, pero también una parte que es un gran “Jódete, Rob”(Risas) Nadie ha contado bien nuestra historia, a excepción de ti en las entrevistas que me has hecho, y te doy las gracias por ello. Pero ahora la voy a contar yo. White zombie no fue, ni mucho menos, la banda de Rob”.

Otra banda de la que formaste parte, aunque brevemente, fueron The Cramps. Conociste bien a Lux, ¿cómo le recuerdas?

Fui una gran fan antes de conocerles, y me encontré a una gente maravillosa, que es algo que no suele cumplirse cuando conoces a tus ídolos. Son distintos a la mayoría de estrellas de Rock, y es que eran una pareja refinada, hasta cierto punto. Veías a Lux dejarse la piel y sudar en escena, y unos minutos después, él y Poison estaban en el backstage, bebiendo una copa de vino y hablando de cualquier cosa. Desde el dadaísmo a los serial killers (Risas). Pasé grandes momentos con ellos, y me hice muy amiga de Poison”.

¿Has sabido algo sobre ella? ¿qué tal está?

Me llamó en cuanto Lux falleció, para invitarme al funeral. Cogí un avión inmediatamente. Fue más una celebración, que un funeral. Todo muy íntimo, apenas estuvimos unas treinta personas, y todos amigos suyos. En un sitio precioso, al lado del mar. Poison lo lleva lo mejor que puede. La llamo una vez al mes o así, y últimamente la encuentro más animada. Fue terrible para ella, porque habían estado juntos cada día desde hacía décadas. Pero ella es una persona muy entera, y ahora intenta hacer otras cosas, y estar entretenida. Saldrá adelante. Siempre me encantaron, me acuerdo que estaba en el instituto, y me grabaron una cassette con temas de The Cramps. Me quedé alucinada, no entendía como podía salir aquella música de los altavoces de mi radio. Ya ves, una cassette me cambió la vida (Risas)”.

¿Cómo te sentiste tocando con ellos?

Me paseaba por el escenario,viéndoles, en plan, “¿estoy soñando esto?”.

Vives en New Orleans desde hace mucho tiempo. ¿Se ha recuperado la ciudad desde el desastre del Katrina?

Sí, la ciudad sigue siendo genial, aunque todavía queda mucho trabajo por hacer. Precisamente ahora va a estrenarse una serie en la HBO (Nota: Se trata de “Trème”, de los creadores de esa obra maestra llamada “The wire”), que va a mostrar al mundo todas las cosas buenas de ésta ciudad. Creo que va a ser un escaparate inmejorable, estará centrada en la vida de unos músicos tras el huracán. Y últimamente hay una comunidad de cineastas independientes muy interesantes, ya han hecho varias películas aquí. Y también hay mucha gente joven que se ha venido a la ciudad, para echar una mano con la reconstrucción y vivir aquí una temporada. Y gracias a eso, abren nuevos restaurantes, clubs, bares, etc. Creo que se respiran buenas vibraciones en New Orleans ahora mismo”.

¿Y qué tal la escena rockera de la ciudad?

Muy interesante. Está ese grupo, Supagroup (carcajadas), ok, ok, ya se que les conocéis. No, a ver, salen grupos nuevos y jóvenes cada mes, de todo tipo de estilos. Hay tantos clubs en la ciudad, que es imposible verlos a todos”.

Alguien muy respetado en la escena de la ciudad es Phil Anselmo. Hace tiempo, hiciste varias jams con Phil y el resto de miembros de Down

Oh, eso fue hace tiempo. Conozco a Phil desde hace años, cuando girábamos con Pantera, y también a Pepper de COC, y son buena gente. Pero Phil nunca me ofreció un puesto en Down. ¡Es una banda sólo de tios! Como cuando era pequeña, y no podía entrar al “club de los chicos” ( Risas)”.

¿Cómo es Phil? Se oyen a menudo cosas terribles sobre él como persona

Conmigo siempre ha sido muy agradable. Él y el resto de tios de Pantera, de hecho hablo mucho sobre ellos en el libro. Phil me parece un chico muy divertido, aunque parezca todo lo contrario, siempre está gastando bromas a todo el mundo”.

¿Cómo recuerdas a Dimebag Darrell?

Oh, un tipo encantador. Un buen amigo. Le echo de menos”.

¿Cómo fue girar con los Ramones?

Ridículo. Ellos nos teloneaban, y eso nunca debió haber sucedido. Era genial verles cada noche, pero no tenía ningun sentido tener a tus héroes teloneándote, me hacía sentir mal por ellos. Y son como te los imaginas. Johnny estaba cabreado muchas veces, y se pasaban horas insultándose entre ellos: “Eres un idiota”, “No, tú eres el idiota”, “No, la culpa es tuya” (Risas). Era hilarante, auténticos tipos problemáticos neoyorkinos”.

¿Cómo recuerdas a Joey?

Eso fue lo mejor de todo. Joey era una persona callada, tímida, y muy dulce. Aún teniendo que telonearnos, a veces Joey se acercaba hasta el camerino al terminar su actuación y me decía “Hey chicos, gracias por llevarnos de telonero”. Y a veces me traía algún pequeño regalo que compraba en alguna parada en la carretera. Joey era adorable”.

J.L. Fernandez, 2010. Publicado en la revista Popular 1.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: