J.L. Fernandez's Blog

Interviews, articles, and other synthetic delusions of the Electric Head

Entrevista con… Lady Dottie & the Diamonds

Posted by jlfercan en octubre 15, 2012

Que no os engañen las apariencias: Lady Dottie y sus Diamonds no son una banda de Rhythm and Blues. Los miembros de algunas de las bandas más afamadas de San Diego, se han unido a la veterana corista Dottie Mae para dinamitar fronteras estilísticas y unir puentes. Los que van de los sonidos nacidos en las iglesias del sur estadounidense al Hard Rock de los 70, pasando por el Soul 60’s o el Garage. Lady Dottie tiene un gran currículum a sus espaldas, cantó junto a Sam Cooke, Otis Redding o Kool & the Gang en su juventud, y se ha unido a unos imberbes que podrían ser sus nietos para facturar uno de los discos más entretenidos de 2009. A sus sesenta y seis primaveras, está dispuesta a hacer que su audiencia de blanquitos mueva el culo como nunca. 

¿Cómo se forma la banda?

“Tenemos trayectorias diferentes, y venimos de sitios muy distintos, pero el destino, el azar, o como quieras llamarlo, nos ha unido en este punto del camino. Yo llevo toda mi vida cantando en clubs, y ellos vienen de bandas de Hard Rock de la escena de San Diego, grupos que tienen muchos seguidores en la ciudad, igual te suenan nombres como Operator X, Dirty Sweet o GoGo Airheat”.

Conocemos bien a Dirty Sweet, sobre todo por su disco, “Of monarchs and beggars”

“Son músicos de Hard Rock, que no es un estilo al que yo esté acostumbrada, pero me gusta lo que hacen. Pues como te iba diciendo, la banda la puso en marcha nuestro teclista Joey Guevara. Él ya me conocía de tocar en clubs, y hace algún tiempo actuamos juntos tocando Jazz en clubs, y Joel era amigo de los otros chicos, y fue el que nos puso en contacto”.

Empezásteis como una banda residente en un local de San Diego. ¿Qué tipo de audiencia teníais?

“Muy joven, y cada vez nos venía a ver más gente. Creo que nuestra música puede gustar a gente de cualquier edad, pero parece que le llamamos más la atención a los jóvenes, y eso me asombraba mucho al principio. Asi que no diría que seamos una banda para gente nostálgica, sino que somos un grupo para la gente joven, que quiere escuchar música que sale del corazón”.

No es muy común ver a componentes de edades tan distintas en un mismo grupo. ¿No es un poco extraño para ti compartir escenario con músicos tan jóvenes?

“¡Es muy extraño! (Risas). Pero yo lo veo como una unión de distintos talentos, porque yo trabajo con mi voz, aunque no tenga tanta energía física como ellos, centro toda mi energía en mi forma de cantar. Y ellos ponen la fuerza física tocando duro, y esa combinación es lo que hace interesante a nuestra banda. Somos personas muy distintas, pero que trabajamos igual de duro para crear buena música”.

Imagino que les darás consejos y demás…

“Claro, es que son tan jóvenes… Yo los veo casi como a mis hijos. Peor aún, porque si tuviera hijos, ¡no serían tan jóvenes! (Risas)”.

En vuestro disco tocáis un montón de estilos diferentes, y me gustaría saber cual es el nexo de unión de vuestro sonido, la filosofía de la banda propiamente dicha

“Yo diría que es el Blues y el Soul. Ellos vienen de bandas de Hard Rock, y tenemos un sonido muy duro a veces, pero es solo el vehículo para lo que queremos decir. El fondo del mensaje serían el viejo Gospel y el Blues. El Blues, sobre todo, nos ayuda a crear empatía con el público. Yo nos definiría como una banda de Hard-Blues. He recorrido un largo camino interpretando todos estos estilos y me gustaría pensar que tenemos un sonido real, que a la gente más mayor que nos viene a ver le puede recordar cómo se hacían las cosas antes, pero que también podemos enseñarle a los más jóvenes lo que es un buen concierto, y cuán valioso es este estilo de música”.

Hoy en día, da la impresión de que vuelve a haber mucho interés en el Blues, el Soul clásico, el Rhythm and blues…

“Oh, sí, sobre todo en los músicos más jóvenes, entre los rockeros. Hace años, yo tenía la impresión de que eran dos mundos que se habían ido distanciando, que los cantantes como yo pertenecíamos al pasado. Los grupos de Rock siempre citaban el viejo Blues como influencia, pero no los veías tocar ese estilo de música, mientras que ahora, todos tienen artistas de este estilo entre sus favoritos, y recuperan viejas canciones, y lo mismo sucede con el Soul. Si te fijas en los chicos de la banda, se han formado dentro del Rock duro, su Rock es tan duro como pueda ser, pero cuando interpretan Gospel, lo sienten con la misma pasión. Les encantan todos estos estilos, y eso me llena de esperanza. Es como volver a juntar esos dos mundos, porque al fin y al cabo, siempre han estado más cerca de lo que parece”.

Hablemos sobre el disco. “Soon we’ll be livin’ it up” suena a puro Soul 60’s

“La escribió Joey Guevara. No se si le conoces, pero viene de la banda Operator X. Es una canción que me encanta”.

¿Hay alguna a la que te sientas más cercana?

“Todas son muy especiales, porque es la primera vez que grabo un disco. Llevo toda la vida cantando en directo, pero nunca me habían ofrecido grabar nada”.

¿Por qué tardaste tanto en decidirte a grabar un álbum?

“Bueno, fueron tiempos duros. Todos estos años fueron muy difíciles para mi. Ya no esperaba nada de la música, pero de repente… ¡ocurrió!”.

Has tenido suerte. Hay cientos de artistas que no consiguen reconocimiento hasta que han muerto

“Me siento afortunada, lo se. En mi caso, así lo ha decidido el Buen Señor. Nunca lo sabemos con seguridad, pero a veces nuestro destino es esperar. Esperamos y esperamos, y creemos que nunca vamos a conseguirlo, pero no debemos desfallecer, porque seguramente, lo único que ha pasado, es que no hemos esperado lo suficiente. Y entonces sucede lo que tiene que suceder. Porque mi vida nunca ha sido fácil. Mi familia era muy numerosa, y bastante pobre. Éramos catorce hermanos, y yo era la mayor, asi que tuve que sacarlos adelante, casi como si fueran mis hijos, y tuve que trabajar mucho, muy duro durante años, tuve que ganarme la vida haciendo tareas domésticas, también recogí algodón en mi juventud, y nunca pude dedicarme completamente a la música y sacar adelante mi carrera como a mi me hubiera gustado. Pero el trabajo de esos años me ha convertido en lo que soy, y creo que ahora hay más sabiduría y más determinación en mi forma de interpretar. No pretendo que nadie se compadezca de mi, pero es parte de lo que yo soy, y doy gracias por ello”.

En el disco recuperáis un gran clásico del Blues, “Wang Dang Doodle”, de Willie Dixon. Las dos versiones más conocidas fueron las que grabaron Koko Taylor y Howlin’ Wolf. ¿Con cual te quedas?

“Con la de Koko Taylor”.

¿Quiénes serian tus interpretes de Blues favoritos?

“Sobre todo Muddy Waters. Hace poco pude cantar con su hijo, que tambien es musico de Blues. Coincidimos en un festival. Nosotros ibamos después de su actuación, y quiso subirse al escenario y que hicieramos un tema juntos. Fue un gran honor”.

En cierto modo, podría decirse que sois una banda de garage. La versión de Richard Berry que incluís, “Have love will travel”, está mas cerca de la que realizaron los Sonics, que a la original

“Eso fue cosa de los chicos, ellos son muy fans de los Sonics y me obligaron a cantarla. ¡Me costó mucho hacerlo, fue horrible!”.

¡Vaya! ¡Pues es una gran versión!

“Si, creo que lo es, pero a mi edad es complicado hacer un tema como ese. Tuve que poner todo mi “sooooooul” en ella (Risas). ¿Entiendes?”.

Creciste en Alabama. ¿Cómo empezaste a cantar?

“Mis padres eran ministros de la Iglesia, y fue alli donde empecé. A los siete años ya tenia mi propia banda, yo y otras chicas, saliamos a cantar cada domingo, y me pasaba el resto de la semana esperando ese momento. Y, ¿sabes?, esa satisfacción de estar conmoviendo a otras personas, nunca me abandonó del todo, y en cierto modo supe que quería dedicarme a esto. El Gospel primero, y el Blues más tarde, ellos me escogieron a mi. Antes de establecerme en California, viví en otros sitios, en New York, en Georgia, y nunca dejé de cantar en cuanto se presentaba una ocasión para ello”.

La mayoría de los que cantabais Gospel en los 60, girábais a lo largo de la “Gospel highway”, un amplio circuito de iglesias en el Sur. ¿Fue tu caso?

“Oh, si, recuerdo la Gospel Highway. Mi caso era diferente, porque yo no era una estrella, no hacía “giras”, sino que actuaba en otras iglesias cuando me invitaban. Pero si que viví parte de eso, y en esas carreteras  coincidí con muchos grandes artistas”.

Gente como Solomon Burke, Aretha Franklin o Mavis Staples tienen historias terroríficas sobre la vida en la “Gospel highway”. Tiempos difíciles para ser negro en el Sur

“Mis historias no son parecidas a las de toda esta gente, porque yo me dedicaba a cantar a un nivel mucho mas modesto. El problema no era conducir por aquella autopista, sino que toda aquella gente tan racista se esforzaba en que nos enterásemos de que no nos querian alli. Asi que, desde que te subias al coche, hasta que llegabas al sitio donde actuabas, todo eran problemas. Ya sabes, cosas que hoy nos parecerian ridiculas, como beber agua de la misma fuente que un blanco, un policia te podia dar una paliza por eso. Querian demostrar quién era el que mandaba, pero te diré una cosa: siempre supimos que aquello no iba a durar, que habia mucha buena gente en el Sur que no estaba de acuerdo con aquellas normas, y que todos nos uniríamos para cambiar las cosas”.

¿Cómo haces la transición del Gospel hacia el Soul?

“Fue algo totalmente natural, ni siquiera consideraba el Soul un estilo de musica diferente. Muchos cantantes de Gospel, Aretha Franklin, Sam Cooke, etc., tuvieron que enfrentarse a su publico, y explicar muchas cosas a la gente que les seguía en las iglesias, y a las que no les parecia bien que cambiaran de estilo. Yo no tenia ese problema, porque era una cantante desconocida, cantaba Gospel porque amaba el Gospel, no porque lo considerase un estilo mas puro”.

¿Te consideras una persona religiosa? ¿o para ti el Gospel es sólo música?

“Soy una persona normal. Y cuando el Gospel fue evolucionando hacia el Soul, me encantó, y quise participar en ello. Ya se que suena ridiculo decir esto a mi edad, ¡pero yo quería ser una estrella también!”.

¿Consideras los 60 la etapa dorada del Soul?

“Desde luego. Y no solo porque fuese la epoca en la que coincidieron los mejores artistas, los mejores productores y los mejores escritores de canciones. Sino que en los 60, la musica era todo lo que teníamos. Hoy hay demasiadas cosas, la gente ya no esta volcada en la música, y es un problema. Hoy ya no hay Gospel, ni Soul, y tenemos todo este hip hop moderno… Ya se que a nadie le va a importar lo que diga sobre este tema alguien de mi edad (Risas), pero para mi es demasiado, no me gusta en lo que ha acabado convirtiéndose”.

En tu biografía se señala que llegaste a cantar con Sam Cooke, ¿es esto cierto?

“Fue hace muuuuchos años, chico. ¡Yo creo que tu no habias nacido aun! (Risas). Yo era una adolescente, y el vino a cantar a mi iglesia. Aun no se habia lanzado en solitario, sino que cantaba con el grupo Gospel The Soul Stirrers, de hecho, era la gran estrella de los Soul Stirrers en aquel momento”.

¿Son ciertas esas leyendas que dicen que volvía locas a las mujeres de las iglesias por las que pasaba?

“Puedes apostar por ello, si señor. Algunos predicadores incluso se sentian molestos por ello, porque era un chico guapo y descarado. Pero su voz… Sam Cooke era un angel. Llego a nuestra iglesia y yo pude cantar una cancion con el, pero ha pasado mucho tiempo, y no recuerdo de cual se trataba. Y Sam era mucho mas que un cantante, el escribio la cancion “A change is gonna come”, que volvio a estar de actualidad cuando nuestro presidente Obama gano las elecciones. Ese dia me acorde mucho de Sam”.

¿Cómo te sentiste ese día?

“Pense en la cancion de Sam, y dije: “the change has finally came”. Me senti orgullosa, y aliviada, de que mi pais vuelva a formar parte del mundo. Y no porque el sea negro, sino que durante todos estos años, fue como si vivieramos en la II Guerra Mundial. Asi que cuando vi que Obama habia ganado, no podia parar de llorar. Lloraba de alegria, después me acordaba de cosas del pasado y lloraba de pena, después volvia a llorar de alegria otra vez. ¡Parecia que me hubiera vuelto loca! (Risas)”.

También colaboraste con otro de los grandes: Otis Redding 

“Oh, chico, Otis era mi hombre (suspira). Pasan los años, y me sigo acordando de lo que me dolio cuando se dijo en las noticias que habian encontrado su cuerpo. Como cantante, tenia algo especial, que era el sentimiento que ponia en cada verso. Nunca he vuelto a escuchar a nadie cantar como Otis Redding. Le conoci cuando vino a actuar en nuestra ciudad”.

Todo el mundo señala que era una persona con los pies en la tierra, y que incluso cuando era una estrella siempre fue muy humilde

“Siempre tuvo un corazon humilde, y nunca dejo de sentirse como un chico del campo. Incluso se sentia incomodo delante de la gente de ciudad, y no se consideraba muy listo. Apenas sabia leer ni escribir, pero llevaba el Soul en su corazon y escribio grandes canciones. Y le encantaba el Rock & Roll, y estaba muy orgulloso de que muchos de sus fans fuese gente joven que seguia a los grupos de Rock”.

Fue una pena que muriese justo cuando empezaba a destacar como compositor

“Si, justo acababa de escribir “The dock of the bay”, y yo creo que era solo la punta del iceberg, que Otis Redding habria llegado incluso mas lejos. Pero el destino le tenia esa carta guardada y nunca sabremos que habria pasado. ¿Sabes? Para alguien como yo, seguir cantando es algo asi como extender el mensaje de toda esa buena gente que ya no esta aquí. Otis, Sam, Muddy Waters, en cierto modo les mantenemos vivos con lo que hacemos”.

Es muy curioso, hay un video vuestro en Internet en el que cantas el tema “Mother” de Danzig

“Bueno, asi es como lo veo yo. El caballero que escribio eso tuvo un hit, porque es una buena cancion, y la escribio con su corazon. Y por eso tiene sentido que yo la cante, porque me gusta cantar canciones escritas desde el corazon. Ya se que es extraño, pero yo creo que cada artista tiene su propio sonido, Danzig o quien sea, pero que yo tambien puedo cantarla y enriquecerla a mi manera. Pero si, me la pasaron los de mi banda, y creo que querian ponerme en un apuro (Risas), y les dije: “Claro, puedo cantarla. ¡Puedo cantar lo que me de la gana, no tengo miedo!” (carcajadas)”.

¿Por qué nunca arrojaste la toalla después de todos estos años? ¿Qué es lo que te motiva para seguir subiéndote a un escenario?

“No tengo nada más que la música. No tengo hijos, mi marido murió hace tres años, y no tengo otra forma de sentirme activa. Bueno, me encanta ir al casino (Risas), pero eso no cuenta. Asi que lo que me queda es el Blues. And the Blues is nothing but a hole in your soul”.

.J.L. Fernandez, 2009. Publicado originalmente en la revista Popular 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: