J.L. Fernandez's Blog

Interviews, articles, and other synthetic delusions of the Electric Head

Entrevista con… Neal Sugarman, capo de Daptone Records

Posted by jlfercan en octubre 25, 2012

A finales de 2011, entrevisté a Sharon Jones para la revista Ruta 66, y escribí un pequeño artículo sobre el sello Daptone Records. Creí interesante ofrecer al lector como complemento las opiniones de Neal Sugarman, co propietario junto a Gabriel Roth del sello de Brooklyn, saxofonista de los Dap Kings y líder a su vez del inclasificable grupo Sugarman 3. Neal me atendió amablemente desde Suiza, y entre otras cosas pudimos hablar de su experiencia en la grabación del Back to Black de la malograda Amy Winehouse.

Cuando fundásteis Daptone Records en 2001, ¿imaginábais que diez años después se hablaría tanto de vosotros?

Ni en broma. Cuando empezamos, diseñamos un plan a cinco años, y nuestro único objetivo era apuntalar la viabilidad de la compañía. Yo no tenía mucha fe en la industria discográfica entonces, y temía que no fuesemos a durar más de dos o tres años. Afortunadamente estaba equivocado, y ahora mismo no podemos pedir más. Puede parecer fácil decirlo ahora, pero te juro que nuestra idea fundacional era grabar la clase de música en la que creíamos, aunque nadie fuese a escucharla.

¿Cuál crees que es la clave de vuestro éxito?

Fundamentalmente, que trabajamos con los mismos artistas y desarrollamos sus carreras poco a poco. Cuando grabamos el primer disco con Sharon Jones, vendimos solo unas cuantas miles de copias, pero seguimos trabajando duro año tras año, currándonoslo en directo, y el segundo, Naturally, funcionó mejor. Hasta llegar al tercero, que tuvo muchísimo éxito, y a I learned the hard way, que tuvo todavía más. Tiene que ser un proceso natural. Daptone somos un pequeño grupo de gente que ama el Soul, somos músicos y trabajamos mano a mano con los artistas, intentando ser creativos en el estudio. Tenemos claro que un artista ha de sonar diferente en un álbum y en un show en directo.

¿Cómo definirías la filosofía de Daptone?

Nos sentimos muy cercanos a la música de entre mediados de los 60 y principios de los 70. Además de músicos, somos grandes coleccionistas de discos, y queremos hacer álbumes que suenen como nuestras grabaciones favoritas de Atlantic, Chess, Zodiac, Stax o Motown. Somos esa clase de sello familiar que crea buena música en estudios caseros, con productores y músicos de la casa y línea directa con sus artistas.

El estudio de Daptone está en Brooklyn, cerca de Williamsburgh, la zona artísticamente más pujante de New York. ¿Cuál es la importancia de ese emplazamiento?

Está en Bushwick, muy cerca de allí. No fue algo premeditado, sino que la mayoría de nosotros crecimos en Brooklyn, y fue además donde empezamos a tocar. Muchos de nuestros artistas también empezaron en New York, aunque nacieran en otros lugares, como Sharon Jones, que es originaria de Georgia. New York sigue siendo un lugar efervescente artísticamente, aunque cada vez es más caro. Ahora está empezando a suceder con Williamsburgh lo que pasó con Manhattan: los precios de los alquileres están subiendo tanto, que ya hay muchos artistas y gente joven marchándose a otras partes de Brooklyn. 

¿Cómo conociste a Gabriel Roth y por qué decidisteis poner en marcha un sello discográfico?

Gabriel era productor en el sello Desco Records, y yo había publicado con ellos varios discos con mi banda Sugarman 3, y siempre hubo una relación de amistad y confianza mutua entre nosotros. Cuando Desco cesó su actividad, empezamos con Daptone en 2001, y la situación de la industria era muy diferente a la de ahora. En éstos diez años hemos visto cambiar mucho las cosas con la llegada de Internet, pero después de todo, la gente sigue amando la música y si haces las cosas bien, tus discos se venden. Todos los días vemos a las grandes corporaciones discográficas quejarse de que su negocio se hunde, pero es que siguen cometiendo grandes errores. La mayoría de esos grandes sellos gastan demasiado en cosas innecesarias, y ni siquiera atienden bien a sus artistas. 

Para nosotros se trata de un negocio, pero un negocio integral en el que todos los detalles tienen importancia. El sello es también la casa de nuestros músicos: tocamos, producimos y mezclamos buena parte de los discos y todos tomamos decisiones sobre su presentación, de que tengan un acabado uniforme y un toque artesanal en el que se aprecie la personalidad del sello, como sucedía con Motown o Atlantic. Mi experiencia es que, si lo haces así, la gente responde. En Daptone, no tenemos demasiados artistas, y nos limitamos a unos pocos lanzamientos al año, pero intentamos mantener siempre la calidad. La economía puede estar fatal, pero los buenos negocios seguirán teniendo clientes, como el zapatero de la esquina que sabes que no te va fallar.  Pero las grandes compañías se han obsesionado tanto con sus cuentas de resultados que han olvidado la naturaleza de su negocio, y la música ha terminado siendo una excusa para ellos. ¿Dónde están aquellos artistas mainstream con carreras largas que iban evolucionando disco a disco? Eso ya no existe más allá de los circuitos independientes. Nosotros intentamos, modestamente, cubrir ese hueco, y fichar a gente que nos gusta. Es relativamente sencillo, porque no creo que alguien como Charles Bradley pudiera conseguir un contrato con un gran sello a día de hoy.

Cuando fundasteis el estudio, artistas como Sharon Jones o Charles Bradley contribuyeron activamente a acondicionar el edificio

Sí, todos trabajamos duro para sacar el proyecto adelante. Fue una época de mucha incertidumbre, porque habíamos invertido mucho dinero allí, nos jugábamos mucho, y la verdad es que el juego nunca ha estado entre mis aficiones (Risas). Pero sabíamos que íbamos a construir un gran estudio. No sólo Sharon y Charles ayudaron, sino que todo el que sabía hacer algo echaba una mano, la gente de The Budos Band ayudó a reforzar los techos, etc. Es increíble que diez años más tarde sigamos contando con todos ellos.

Cuando uno se acerca a un disco de Daptone Records, no tiene la sensación de escuchar una recreación del Soul de los 60, sino grabaciones originales de la época. ¿Cómo se consigue eso?

Es gracias a nuestro estilo a la hora de mezclar, y a grabar en analógico. Queremos huir de la sobreproducción, y dejar que la música “respire” por sí misma, que todo suene en su sitio. Escuchamos muchísima música, y tratamos de aprender del pasado. Por ejemplo, una de mis producciones favoritas es la del disco de los Temptations With a whole lot of soul, esa clase de sonido de estudio: luminoso y cálido, tan propio de Motown. Pero al mismo tiempo, habría que estar loco para menospreciar lo que hacían en Stax, o en Atlantic, o el sonido que sacaban a los artistas en los Muscle Shoals Studios. Otro de mis productores favoritos es Willie Mitchell, y me alucina lo que hacía en Hi Records, con esos arreglos tan simples y a la vez tan innovadores, gracias a cuales podías escuchar cada instrumento, y al mismo tiempo sentir el órgano sonando fuerte ahí detrás, secciones de viento sincopadas, y el ritmo era siempre perfecto. Cuando hablo de dejar “respirar” a la música, me refiero a que se pueda sentir sobre todo el ritmo. Puedes tener un solo maravilloso, pero que rompa el ritmo del tema, y al final tienes que desecharlo. Creo que lo más importante de la música Soul es siempre el ritmo, que es el esqueleto de las canciones.

¿Cómo fue el ambiente en el que te criaste, y cómo empezaste en la música?

Soy el típico chico americano de clase media, salido de un barrio residencial (Risas), y Gabriel también. Fui afortunado, porque mi padre era un gran aficionado al jazz, y siempre hubo mucha música en casa, y mis padres me apoyaron cuando mostré interés por desarrollar una carrera como músico profesional. Tanto yo como mis hermanos tocamos en mil bandas en el instituto, y fue parecido para el resto de los Dap Kings.

Aunque Daptone sea como una gran familia donde músicos y empresarios se tratan como iguales, venís de lugares muy diferentes. La mayoría de estrellas del sello, crecieron en lugares deprimidos, sufrieron el racismo… ¿influye eso en algo?

Esa diferencia en todo caso nos enriquece, porque muchos de ellos empezaron sus carreras en la era dorada del Soul, y nos cuentan increíbles historias sobre una época que no vivimos. Por desgracia, aunque hemos avanzado mucho, todavía queda mucho trabajo por hacer en cuanto al racismo, y nos gustaría pensar que somos como Stax o Atlantic, donde al cruzar la puerta del estudio no importaba de donde procedías, ni si eras blanco o negro, hombre o mujer.

Precisamente el Soul ayudó a derribar barreras sociales en su día, llevando la música negra a consumidores blancos de clase media. Sin embargo, a día de hoy parece ser patrimonio exclusivo de éstos. ¿A qué se debe?

Es un tema complicado. Sharon tiene fans de muchos tipos, mayores y jóvenes, blancos y negros. Pero es verdad que entre la gente negra más joven, sólo parece haber lugar para el Pop o para el Rap. No es que la rechacen, sino que para ellos es la música de sus padres. Y quizá el problema es que no suena demasiado en la radio o en la tv. Es, sobre todo, un problema de desconocimiento.

Daptone y los Dap Kings obtuvisteis un gran respaldo de popularidad cuando grabasteis el disco Back to black con Amy Winehouse. ¿Cómo fue trabajar con ella?

Fue genial. El mérito corresponde a su productor Mark Ronson, que fue el responsable de juntarnos con Amy. No tengo claro si ella conocía a los Dap Kings cuando grabamos el disco, pero ya habíamos trabajado con Mark en proyectos anteriores, y para nosotros él era una garantía de calidad, y cuando nos lo propuso aceptamos de inmediato. Mientras grabábamos Back to black, apenas vimos a Amy, pero pudimos conocerla bien cuando fuimos su banda durante su primera gira americana, y nos hizo ver que le encantaba nuestra música. Pese a todo lo que han publicado sobre ella, nuestra experiencia en la gira fue fantástica, hubo muchísimo respeto por ambas partes, y ella fue siempre muy agradable con todos nosotros. A nivel musical, en aquel tour cantó muy bien, fue super profesional, y la respuesta del público fue extraordinaria. Y para nosotros, estar envueltos en un disco de éxito de esa magnitud fue una plataforma inmejorable.

Como voz autorizada del Soul moderno, ¿qué opinas de ella como artista? Hay quienes la menosprecian considerándola demasiado comercial

Para mi se trata de una gran artista, que conocía perfectamente el terreno que pisaba, y que además supo imprimir su personalidad a su música. No quiero menospreciar a Sharon ni a otros, por supuesto, pero la música de Amy tenía ese plus capaz de conectar con miles de personas a lo largo del mundo, e hizo mucho por la música soul. No se si era comercial o no. Lo que sé es que la mayoría de “divas Pop” de hoy en día, como Lady Gaga o Britney Spears, no saben absolutamente nada de música. Intenta leer una sola referencia musical en una entrevista con ellas, es imposible. Jamás hablan de música, porque no tienen ni idea. Sólo hablan de moda, de su vida privada, o de gilipolleces relacionadas con sus carreras. Y sin embargo Amy tenía muy clara la tradición de la que venía: no paraba de hablar sobre Aretha Franklin, o sobre Bessie Smith, y tenía un gusto extraordinario, y créeme que hablando con ella se notaba. Cuando la prensa termine de publicar toda esa basura amarillista sobre sus adicciones y su muerte, creo que la gente volverá a prestarle atención a su música, y se darán cuenta de que fue una gran artista.

Últimamente estáis editando trabajos de artistas africanos, como El Rego o Pax Nicholas. ¿vais a seguir por ese camino?

Por supuesto, nos encanta el Afro beat y la música Soul que combina ritmos de ese tipo. Acabamos de grabar un trabajo de Antibalas en nuestro estudio que creo es de lo mejor que hayamos hecho hasta ahora. Y no sólo seguiremos descubriendo a grandes artistas de éste estilo, sino que nos gustaría profundizar también en la música latina. Soy un gran fan de artistas como Eddie Palmieri y es un terreno interesantísimo para explorar.

.J.L. Fernandez, 2011. Publicada en la revista Ruta 66.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: