J.L. Fernandez's Blog

Interviews, articles, and other synthetic delusions of the Electric Head

Entrevista con… Blind Melon (2012)

Posted by jlfercan en julio 31, 2013

Al contrario que las reuniones de contemporáneos como Alice in Chains, Faith No More o Soundgarden, la suya ocurrió casi sin hacer ruido en 2008. Extraordinarios arreglistas y compositores, los miembros supervivientes reclutaron al joven vocalista Travis Warren y facturaron un nuevo álbum, For my Friends, que lograba recrear en ocasiones la magia del pasado, apuntando al mismo tiempo hacia nuevos horizontes. Tras una intensa gira que tuvo parada en nuestro país en el Azkena Rock de aquel año, las cosas se torcían y Warren era expulsado de la banda en 2010. Con el cantante de nuevo en el grupo, volvieron a visitarnos en noviembre de 2012 para su primera gira española por salas, con cuatro fechas. El grupo atravesaba por un momento de impasse, debatiéndose entre mirar al futuro o convertirse en una banda tributo con miembros originales. Pude abordar el tema con el guitarrista Christopher Thorn.

Los últimos años han sido muy convulsos para el grupo. Travis fue despedido, empezasteis a buscar otro cantante, después regresó al grupo… ¿Cómo están las cosas ahora?

Todo se solucionó amistosamente. Por desgracia, Internet tiene el poder de hacer públicas cosas que se deberían haber tratado de forma privada. Lamentamos que sucediera así, pero hay que entender que para Travis fue una experiencia nueva estar de gira tanto tiempo con Blind Melon, y le sobrepasó. Él intentaba mantenerse sobrio, y eso en la carretera es muy difícil de lograr. A eso se sumaron problemas de managers y otras cuestiones relacionadas con los negocios, y las cosas se pusieron feas. Pero me gustaría romper una lanza a su favor, y decir que incluso en los peores momentos, siempre estuvo al 100% en nuestros shows, al igual que nosotros. Porque nuestros fans y homenajear a Shannon lo es todo para nosotros,dando la oportunidad a los que nunca nos vieron con él de escuchar nuestro material clásico en directo, y también canciones de “For my friends” y alguna sorpresa. No se trata solo de nostalgia, ya que Shannon murió un mes después de publicar “Soup”, y hay varias canciones del disco que nunca tocamos en directo, como “Mouthful of cavities” y otras que acabaron en el disco “Nico”. Para nosotros es muy emocionante recuperarlas.

Durante ese período, otros mantuvisteis en activo tocando con otras bandas. ¿Vuelve a ser Blind Melon vuestra principal ocupación, o sólo os habéis reunido para ofrecer un puñado de shows?

No puedo responder con claridad a eso. Estamos dando pequeños pasos, pero no se hacia donde. La intención de momento es seguir de gira, pero no se si volveremos a grabar otro disco. A mi, personalmente, me encantaría añadir material nuevo a la historia de Blind Melon, pero no estoy seguro de que el resto sientan lo mismo, y para que suceda tenemos que estar todos de acuerdo, y saber que vamos a grabar algo a la altura de nuestro nombre.

Travis acaba de publicar su primer álbum en solitario, y Brad Smith editó recientemente “Death & Joy” con su grupo Abandon Jalopy. ¿No te preocupa que puedan reservarse sus mejores composiciones para sus propios proyectos?

No, la verdad. Desde mi propia experiencia, opino que a los músicos siempre les sienta bien tener sus propios proyectos en solitario y dar salida así a sus inquietudes. Porque estando en Blind Melon, estamos limitados en cierto modo por nuestro estilo, todos somos compositores y puede ser frustante dejar muchas de tus canciones en un cajón y que sólo entren en el disco dos o tres. Yo también empezaré a grabar un disco en breve, que saldrá dentro de unos meses, y   colaboro en el de Travis, que es magnífico. Es un álbum muy trabajado.

¿Estás contento con el álbum de reunión, For my friends?

Sí, aunque me hubiese gustado disponer de más tiempo para componer, y haber tenido un abanico mayor de temas para meter en el disco. Pero, teniendo en cuenta las circunstancias, creo que es un buen disco. Y me alegro de que no nos repitiésemos. Es nuestro tercer disco, pero al mismo tiempo se nota que es nuestro primer disco con Travis, y que él aportó mucho de sí mismo al grupo, y que había una química distinta a la que teníamos con Shannon. Sólo lamento que no tuviera éxito comercial, y parte de la culpa fue nuestra, ya que no tomamos las mejores decisiones comerciales a la hora de publicarlo. Pero estoy orgulloso de la mayoría de las canciones del disco.

Al contar únicamente con dos discos, Blind Melon nunca tuvisteis un gran repertorio para escoger. ¿No te aburres de interpretar los mismos temas cada noche?

Me lo pregunta mucha gente. Para nada, nos encanta ver disfrutar al público con esos temas, y llevábamos tanto tiempo sin tocar, que aún nos suenan frescas. Estar en el escenario y ver a la audiencia con una sonrisa de oreja a oreja coreando los temas es algo muy satisfactorio como músico. Porque hay que pensar que la banda se esfumó con la muerte de nuestro cantante, de un día para otro, sin siquiera poder hacer una gira de despedida. Para mi, uno de los motivos principales de volver a salir de gira fue volver a ver a nuestros fans después de 15 años y agradecerles el apoyo, y que comprasen nuestros discos. Empezamos a darnos cuenta de su apoyo después de tantos años con Internet. Antes de eso, no podíamos ni imaginarnos que en tuviéramos seguidores en otros países.

Éste año se cumple el vigésimo aniversario de vuestro primer álbum. ¿Tenéis pensado hacer algo para celebrarlo?

Celebrarlo es el motivo principal de que hayamos decidido volver a  salir de gira. Estamos pensando en ofrecer algunos shows tocando íntegramente el debut, pero eso lo haremos en Estados Unidos. También estamos terminando un documental sobre la banda, que está dirigiendo nuestro amigo Danny Clinch. Llevamos más de dos años trabajando en él.

¿Será diferente a “Letters from a porcupine?

Sí. Verás, Shannon nunca salía de casa sin su videocámara, y tiene horas y horas de filmaciones de nuestra carrera, que están guardadas en un cajón. Hace unos años hablé con su novia y su hija y nos las cedieron para hacer una película, porque creo que a él le hubiese gustado que todo el mundo tuviese acceso a ellas. Hay momentos muy confesionales con Shannon vaciándose emocionalmente ante la cámara, y en otros se le ve en la habitación del hotel, guitarra en mano, tocando las canciones en las que trabajaba cuando murió, y son momentos que te ponen los pelos de punta. Creo que va a ser uno de los documentales más íntimos y sinceros que se hayan hecho sobre un artista. Con esto no quiero decir que no valoremos Letters from a porcupine. Creo que fue un gran documentales, pero esto es algo mucho más cercano a nosotros, porque está centrado en material casero: es como si Shannon narrara la historia de la banda. Nuestra única preocupación es cómo incluir el metraje correspondiente a la reunión y la grabación de For my friends para ser justos con la historia de Blind Melon. Eso nos está dando muchos quebraderos de cabeza.

Algo importante en vuestra reunión fue que contáis con el apoyo de la madre de Shannon, Nel, que es una mujer que sigue organizando cada año las vigilias en su homenaje. ¿Fue difícil convencerla?

Fue nuestra primera preocupación cuando tomamos la decisión de volver. Que para hacerlo, teníamos que contar con el visto bueno de tres personas muy importantes para Shannon: su madre Nel, su novia Lisa y su hija Nico. Travis habló con ellas por teléfono durante horas, y dejó claro que no pretendía reemplazar a Shannon, sino honrar su memoria y ayudar a preservarla haciéndolo lo mejor que pueda, ya que él era además su mayor fan. Cada noche se lo recuerda al público desde el escenario, y creo que la familia de Shannon supo entenderlo. En el documental hay un momento muy emocionante, en el que actuamos en Indiana y nos reunimos con ellas para recordar a Shannon.

Personalmente creo que Soup es vuestro mejor disco, y que grabándolo en una vieja mansión en Nueva Orleans conseguisteis que sonase especial. Siempre me he preguntado si queda material inédito de aquellas sesiones

Bueno, casi todo apareció en el álbum póstumo Nico, pero aun nos quedan un par de temas que permanecen inéditos.

¿Cómo crees que hubiese sido vuestro siguiente álbum si Shannon no hubiese fallecido en 1995?

Creo que habríamos entregado nuestra mejor obra. Lo noto cuando escucho las canciones en las que estaba trabajando Shannon cuando murió, algunas como “Hell” o “Glitch” aparecieron en Nico, y ahí noto que estaba en un momento muy inspirado como compositor. Una parte de mi nunca ha podido superar eso, el pensar que habríamos podido grabar como mínimo un par de discos fenomenales más. Siempre he pensado que Soup fue el típico disco de transición que tienen muchas bandas, entre la energía del primero, que tenía nuestro gran hit “No rain”, y el siguiente, en el que encontraríamos por fin lo que llevábamos tanto tiempo buscando.

Cuando falleció, algunos medios manipularon su figura, como si quisieran crear un nuevo Kurt Cobain. Vosotros siempre habéis negado esa visión

Claro, es que Shannon era un tio vitalista y divertido, su sobredosis fue algo totalmente accidental. Supongo que Cobain había muerto un año antes, y los medios quisieron explotar eso en su propio beneficio. Fue muy frustrante ver cosas como el Behind the music de VH1, donde lo presentaron como a un tipo depresivo y jodido por las drogas toda su vida, y no fue asi para nada. Desde luego que la banda tuvo momentos oscuros, y que abusamos de las drogas en un momento dado, pero la mayoría de mis recuerdos son positivos y divertidos. Shannon era una de las personas más divertidas y ruidosas que he conocido, y siempre intentaba que los demás se divirtieran en su presencia.

Si tuviera que recomendar a alguien la forma perfecta de acercarse a vuestra música, escogería el video del concierto en Woodstock ’94. Es una lástima que nunca se haya editado oficialmente

Pues sí, pero es que los derechos pertencen a la organización de Woodstock. Cuando te contratan para actuar en un evento así, es lo primero que firmas. Llevo muchos años sin ver esa actuación, y la verdad es que no recuerdo prácticamente nada de aquel día.

¿Qué opinas sobre la biografía oral A devil on one shoulder, an angel on the other, firmada por Greg Prato?

Greg hizo un gran trabajo. Obviamente, es difícil resumir una carrera en un libro, pero creo que refleja bastante bien lo que fuimos. Lo interesante para mi, al tratarse de una biografía oral en la que todos tenemos voz, es ver las distintas experiencias por las que pasamos desde el punto de vista del resto de miembros del grupo.

Siempre os intentaban meter en el saco del Grunge, cuando es obvio que no teníais nada que ver. ¿Os identificabais con algún grupo de aquella época?

Con ninguna. Vivíamos en nuestro propio mundo. Lo único que teníamos en común con el Grunge era que publicamos nuestro disco en 1992, pero ni sonábamos como aquellas bandas ni teníamos las mismas influencias que ellas, sobre todo en lo que se refiere al Punk Rock. Me encantan todos esos grupos: Nirvana, Soundgarden, Alice in Chains… pero lo nuestro era un estilo mucho más clásico. Quizá teníamos más cosas en común con The Black Crowes, aunque nunca llegamos a tocar con ellos.

Hace unos años, Brad Smith y tú producíais a grupos noveles en vuestro studio Wishbones. ¿Seguís con ello?

Sí, aunque ahora trabajamos cada uno por separado. Llevo produciendo discos veinte años, es algo que me encanta. Ahora tengo mi propio estudio en Los Angeles y sigo trabajando con muchos grupos. Hace unos años grabé a una banda llamada AWOLnation, y después me fui de gira con ellos un par de años. Es una tarea que me permite viajar bastante, sobre todo a Toronto. Este año me fui a una reserva india allí para producir el disco de una banda llamada Stone River, que creo que podría encantar a todos los fans de Blind Melon. Aunque normalmente lo hago aquí, ya que tengo un hijo de seis años e intento pasar en casa el mayor tiempo posible.

Me encanta lo que conseguisteis con el debut de American Minor

Eran una gran banda. Por desgracia, lo han dejado. Grandes compositores, y su guitarrista, Bud Carroll, era alucinante, quizá el mejor que haya tenido la ocasión de grabar.

¿Por qué crees que la música de Blind Melon ha logrado superar el paso del tiempo?

No quiero sonar egocéntrico, pero creo que conseguimos que nuestras canciones conectaran con la gente, quizá a un nivel espiritual gracias a las letras y al sentimiento que pusimos en ellas. Creo firmemente que Shannon fue uno de los mejores compositores de su época, y un auténtico poeta. Tener la oportunidad de colaborar con él es lo mejor que me ha pasado en mi carrera. Después de tantos años, las canciones mantienen ese potencial intacto.

.J.L. Fernandez, 2012. Publicada en la revista Ruta 66

Anteriores entrevista con Blind Melon:

.Con la banda al completo en 2006: https://jlfernandezblog.wordpress.com/2009/08/29/entrevista-con-blind-melon/

.Con Rogers Stevens tras la reunión, en 2009: https://jlfernandezblog.wordpress.com/2010/11/13/entrevista-con-blind-melon-2009/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: