J.L. Fernandez's Blog

Interviews, articles, and other synthetic delusions of the Electric Head

Entrevista con… Fat White Family

Posted by jlfercan en marzo 18, 2016

La prensa británica les ha definido como “the most unpleasant band in England: diseased, drug-fuelled and utterly corrupt”. Comandados por los hermanos Lias y Nathan Saoudi, norirlandeses de origen argelino, estos veinteañeros bregados en la escena de squats despuntaban en 2013 con su aclamado debut Champagne Holocaust, con títulos amenazadores («Is it raining in your mouth?», «Cream of the young») y una música enfermiza deudora de The Fall o Royal Trux.

fw3

Orgullosos de su origen proletario y apadrinados por Sean Lennon, los Fats son conocidos por el uso deliberado de simbología comunista y la búsqueda de la confrontación permanente. Tras morir Margaret Tatcher, colgaron un enorme cartel en el pub donde vivían y ensayaban con el lema The bitch is dead! que les costó una intervención policial. Son especialmente conocidos por sus caóticos directos, propios del GG Allin más extremo, donde se respira peligro. Ponerse en las primeras filas de uno de sus bolos no es ninguna broma, ya que su vocalista Lias suele terminar desnudo, visiblemente intoxicado, y cubierto de sangre o incluso de sus propias heces. 

Pero nada de esto tendría importancia si no acabasen de parir un artefacto tan brillante como Songs for our mothers, decididamente más cenizo e incómodo que su debut, en cuyas letras no faltan bromas a costa del Holocausto, alusiones a las palizas que recibía Tina Turner del bueno de Ika y odas al alcohol y las drogas duras como combustible vital. Una banda que puede llegar a dar mucho que hablar en el futuro. Eso si llegan a cumplir los 30 años.

Después de sobrevivir a la masacre del 13-N en París, donde actuaban a escasos metros del Bataclan, presentaban su nuevo álbum en Londres, en un decrépito centro autogestionado del barrio de Peckham, al que viajaron varios periodistas de toda Europa para entrevistar a la banda.

Allí nos esperaba el teclista Nathan Saoudi, que apareció con un notable retraso para derrumbarse en un sofá con los ojos vidriosos y servirse un trago. A las cuatro de la tarde.

fw2¿Qué hay Nathan? ¿Seguro que estás preparado para la entrevista?

Ehmm… sí, creo que sí. Es que esta noche he dormido fatal.

Songs for our mothers es un trabajo mucho más retorcido que vuestro debut. Se nota tensión y mal rollo en el ambiente

El año pasado fue extenuante para nosotros pero no recuerdo nada especial de la grabación. La verdad es que la tarde no es mi hora favorita del día para hablar. Mi cerebro no funciona a estas horas (Nota: se da unos golpes en la cabeza). Al menos no hasta que me tome un trago. Espera un momento.

(Desaparece por unas escaleras y regresa con una botella de vodka y un par de vasos. Se sirve un trago y me ofrece otro)

Ahora irá mejor. Perdona, ¿cuál era la pregunta?.

Simplemente me preguntaba cómo lidia una banda tan joven con toda esa presión. Las expectativas del segundo álbum y demás

No había presión, excepto la presión de seguir vivos (Risas). Este año mi hermano (Nota: el vocalista Lias Saoudi) se puso muy enfermo. Y en vez de hacer un parón y dejarle recuperarse, volvimos a salir de gira, y acabó cogiendo una neumonía y escupiendo sangre en el escenario. La gente creía que era un truco, pero estaba jodido de verdad. Quizá Champagne Holocaust era más directo, más “americano” y este es más “europeo”, más experimental, oscuro y vicioso. Grabamos un tema con Sean Lennon, «Satisfied» en Estados Unidos. Después volvimos a Inglaterra y lo terminamos con Liam D. May, el productor de nuestro debut. Fueron unas sesiones muy productivas porque estábamos aislados en medio de la puta nada. Simplemente eramos el típico grupo de capullos que no tienen adonde ir a echar un trago, como perros rabiosos lanzándose los unos al cuello de los demás, y todo el personal del estudio recordándonos la jodida basura que somos (Risas). Un ambiente muy saludable para grabar un disco. Y ha quedado bien, ¿o no?

Lo primero que pensé al escucharlo fue que los tios que lo grabaron tenían que estar realmente jodidos para sonar así

Todos estamos jodidos y  cabreados, con nuestro país y con lo que se ha convertido la puta industria de la música. No queremos agradar a nadie y ni siquiera nos importa lo que piense nuestro público. Hemos grabado canciones muy oscuras como «Love is the crack» que procede de las sesiones de nuestro single «Touch the leather». No recuerdo como se llamaba el estudio, pero el tio que nos grabó, entonces se llamaba Mike, pero resulta que ahora es una mujer. ¡Se cambió de sexo! Al parecer, durante el proceso, primero te la cortan y después te lo vuelven a meter todo hacia dentro. ¿Va así, no?

La verdad es que no soy cirujano, Nathan. Y no sé mucho del tema

Pues me parece que es así como lo hacen y… espera, tiene tetas y todo lo demás pero… ¿no podría tener un bebé, no?

Lo dudo…

Ya. Porque la verdad es que, aunque parezca políticamente incorrecto decirlo, no me importaría follarme a uno de estos tios que ahora son mujeres. Solo para ver qué es lo que se siente, ¿no? Aunque, voy a ser sincero, ahora mismo me follaría cualquier cosa (Risas).

fw5Deberías escribir una canción sobre este tema

Mi hermano Lias es el que escribe el 90% de las letras, él siempre tuvo talento para eso.  Sus letras son afiladas, sabe ver el caos de la vida diaria. Es muy bueno expresando toda esa mierda, ¿sabes?

Las letras tienen tela, sí. «Satisfied» habla de recibir sexo oral de Primo Levi, el escritor superviviente del Holocausto

A Lias le gusta mucho hablar sobre los nazis y el holocausto, y gracias a él no somos la típica banda de guitarras hablando de chorradas. Ya sabes, ese puto cliché (Risas).

«Hits Hits Hits» narra la relación entre Tina Turner y Ike. ¿Es la violencia vuestra principal fuente de inspiración?

No creo. Esa canción habla de eso, pero también de las típicas relaciones de abuso de poder. Y de tener una relación profesional difícil. Quiero decir, que ella más adelante triunfó haciendo su propia mierda, pero su relación con Ike funcionó al 100%, a pesar de todos los abusos y las palizas. Y eso pasa mucho en cualquier banda. El precio del éxito o como quieras llamarlo. 

No escondéis vuestro orgullo de clase obrera, empezando por el uso de símbolos socialistas. ¿Os sentís desplazados en un país que es cada vez más conservador?

Nos sentimos como putos marcianos. Inglaterra, y Londres en particular, lleva años yéndose a la mierda y se ha vuelto imposible para la clase trabajadora. No hay regulación de ningún tipo, y el gobierno son una pandilla de parásitos.

La verdad es que los precios de la vivienda hacen que cada vez sea más difícil permitirse vivir aqui. Para los que somos extranjeros es tremendo

Para todos, tio, es jodido para todos. Y cada vez va a peor. Hace diez años un chaval podía permitirse vivir en Londres, y yo ahora cada vez que vengo tengo que quedarme a dormir en casas de amigos, porque no puedo alquilar una puta habitación. Mira a tu alrededor, las calles están llenas de mendigos y hay asesinatos cada día. Nadie se atreve a hacer contacto visual con nadie, los ingleses estamos jodidamente asustados y paranoicos.

¿Cómo repercute eso en la escena musical?

Venimos de la escena de squats, y antes podías tener un grupo, actuar un par de veces a la semana y ir tirando. Pero ahora todo es tan caro que los músicos tienen que buscarse un curro normal, y por eso cada vez los grupos son más mierdosos. ¿Cómo vas a poder trabajar en tu propio proyecto si tienes que trabajar para poder comer y pagar tus facturas? Es un crimen, tio. Quizá no lo sea estrictamente hablando, pero para mi lo es. Por eso están cerrando tantas salas: en los squats había cientos de chavales viendo los conciertos y la bebida era barata, mientras que ahora todo es cada vez más caro e incómodo.

fw4Nosotros empezamos actuando en un pub de Brixton, y el dueño nos dejaban vivir en el piso de arriba. Estuvimos así durante un par de años. Ahora, por supuesto, lo han cerrado para convertirlo en un puto gastropub. La sala en la que tocamos esta noche, igual, ya hay planes para cerrarla y construir en su lugar un bloque de apartamentos de lujo. No quiero sonar como un puto hippy, pero ya no existe el sentimiento de comunidad que había antes. Inglaterra apesta, el rock británico apesta, y queremos cagarnos en todo ello.

Estábais actuando en París, a pocos metros de la sala Bataclan, la noche de los ataques. ¿Cómo lo vivisteis?

Estabamos actuando al otro lado de la calle, estábamos a punto de terminar y de repente nuestro técnico de escenario nos avisó de que teníamos que acabar el último tema ya. Cuando nos enteramos no dábamos crédito. Nos podía haber tocado a nosotros, perfectamente, y seguramente los yihadistas nos buscaron en internet. Creo que vieron que nos apellidamos Saoudi y pensaron: OK, dejemos vivir a estos gilipollas (Risas). Porque no creo que ataquen completamente al azar. Según tengo entendido, el cantante de Eagles of Death Metal, Jesse Hughes, está vinculado al Partido Republicano. Pero tampoco quiero justificar nada. Todo es un sinsentido y vivimos tiempos oscuros, sí. Pero hey, bombardear Siria, eso lo va a solucionar, ¿verdad?.

Es la típica arrogancia británica, de solucionar las cosas con la violencia. Nosotros crecimos en Belfast, en uno de los conflictos más estúpidos de la historia de la humanidad, con vecinos protestantes y cristianos masacrándose entre sí. Cuando yo era pequeño, una vez salí de casa con una pistola de juguete y un soldado me apuntó con su metralleta y me hizo tirarla al suelo. Jodidos británicos, ¿es que os creías que Irlanda del Norte os pertenecía? ¿querías recordar los días de gloria de vuestro jodido imperio de mierda? El gobierno, ellos sí que son unos auténticos terroristas.

Tu hermano y tú tenéis orígenes argelinos. ¿Aceptan vuestros familiares el tipo de música que hacéis?

Les queremos mucho, pero ellos a nosotros no tanto (Risas). Llevo un par de años sin visitar Argelia, pero una vez toqué allí con una de mis primeras bandas, y a los chicos parecía encantarles lo que hacíamos. Porque somos de un pueblo pequeño, y allí no hay mucho que hacer, excepto sentarte en la entrada de tu casa y beber jodido té todo el día, así que para ellos fue cojonudo, nunca he tenido una audiencia tan loca como aquella.

Uno de vuestros principales valedores ha sido Sean Lennon. ¿Cómo fue trabajar juntos?

Sean Lennon es muy buen tio, sobre todo para ser tan jodidamente rico, ¿entiendes lo que digo? La gente con pasta que conoces en este mundillo, normalmente son putos imbéciles que se creen muy listos. Pero a Sean le gusta la banda, y nos dejó usar su estudio e incluso nos dio un sitio donde dormir. Y eso es cojonudo, ¿no? Seguramente lo aprendió de su padre.

¿Os dio algún buen consejo?fw6

Seguramente, pero no me acuerdo de nada. Y además yo nunca acepto consejos de nadie. Y quizá debería empezar a aceptarlos (carcajadas, y se sirve otro trago). Oye, se me está terminando la bebida. ¿Vamos a un bar o qué?

Salimos de la habitación y nos metemos en un pub anexo a la sala. Nathan se pide otro par de vodkas

Todo el mundo habla de vuestras actuaciones. Se dice que son muy extremas, incluso peligrosas. ¿Es para tanto?

La gente dice eso, porque el rock & roll se ha vuelto basura aburrida y pretenciosa. Por eso destacamos. Y no hacemos nada nuevo, porque lanzarse sobre el público, desnudarse o embadurnarte en tu propia mierda ya se ha hecho antes, ¿no?. No creo que seamos extremos, simplemente la energía en el escenario nos ciega, y no respetamos nuestros propios cuerpos, ni los de la gente que se pone en las primeras filas.

El problema es que muchas personas irán a ver el show, y no a escuchar la música. ¿No os preocupa? ¿seréis capaces de reconducir la situación?

Algún día, tal vez trascenderemos y nos reencarnemos en otros cuerpos (Risas) y seremos ese tipo de banda que hace sentir seguro a todo el mundo. Pero no ahora. De hecho, estoy convenciendo a mi hermano Lias para que me la chupe en el escenario. No sé si eso afectará a la relación que tenemos con nuestros padres, pero pasará más tarde o más temprano.

¿Ha cambiado mucho vuestra vida desde la edición de “Champagne Holocaust”?

No ha cambiado nada, sigo sin tener mi propia casa. Lo único que deseo en este mundo es tener un sitio donde estar, una relación estable y una chica normal. Bueno, cualquier clase de chica.

¿Algo que decir a nuestros lectores?

Si. Que si tenéis hermanos o hermanas, por favor, masturbadles. Os queremos, España.

.J.L. Fernández, 2016. Publicado originalmente en la revista Ruta 66.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: