J.L. Fernandez's Blog

Interviews, articles, and other synthetic delusions of the Electric Head

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Los “tapados” de 2009

Posted by jlfercan en diciembre 18, 2009

Éste 2009 no ha sido, musicalmente hablando, un año especialmente fructífero. Varios han sido los discos largamente esperados, y que han terminado resultando decepcionantes. Pero seamos optimistas, y centrémonos en lo que vale la pena. Tres trabajos, recién salidos del horno, y que han pasado totalmente desapercibidos entre crítica y público. ¿Por qué? Quizá porque suponen la resurrección de tres bandas que llevaban una larga temporada en standby, y por las que nadie daba un duro. “The Great American Bubble Factory” de Drivin’ N’ Cryin’, “Destroy the war machine” de Warrior Soul, y “Use once and destroy” de Rock City Angels son los tapados de 2009. Leer el resto de esta entrada »

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , , , | 4 Comments »

Stevie Wonder, el visionario

Posted by jlfercan en diciembre 10, 2009

wo1

Es curioso como el devenir de ciertas carreras embarra de prejuicios la percepción general sobre determinados artistas. Para mucha gente, a raíz de sus empalagosos hits de los 80 y su éxito masivo, Stevie Wonder figura en el museo de los horrores discográficos, bien cerca de Sting, Phil Collins, Elton John y demás. Muy pocos recuerdan el valor de su discografía 70s, y es que en esos años, la figura de Stevie fue tan revolucionaria como la de Curtis Mayfield, Sly Stone o Marvin Gaye. Entre 1972-1976, su aportación a la música popular fue apabullante. Ningún aficionado al Soul debería perderse clásicos como “Music of my mind”, “Talking book”, “Songs in the key of life”, o el que nos ocupa, quizá su trabajo más completo. Leer el resto de esta entrada »

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , , , | Leave a Comment »

Reunión de Slobberbone

Posted by jlfercan en noviembre 4, 2009

slobb1Hoy en día vivimos una saturación de Rock americano con influencias enraizadas en el sur estadounidense. Da la impresión de que cualquier grupo que se presente con las consabidas concesiones al Blues, Country, Bluegrass, etc. obtiene de inmediato reconocimiento y acapara titulares en ocasiones inmerecidos. Elliot Brood, Dr. Dog, Lucero…todos se han hecho un hueco entre los oyentes, a pesar de lo limitado y previsible de sus propuestas. Y por eso la separación, hace un par de años, de un grupo como Slobberbone, fue una auténtica tragedia. La banda encabezada por Brendon Best llevaba en esto muchos años, concretamente desde los primeros 90, cuando todo lo que fuese sinónimo de Country o Southern Rock no era motivo de elogio, sino de incomprensión al margen de la industria. Ellos llegaron antes que nadie, editaron su mejor obra, “Everything you thought was right was wrong today”, justo antes del boom del Americana, no obtuvieron ni una tercera parte del reconocimiento que merecían, y se separaron en 2004 sin hacer demasiado ruido. Leer el resto de esta entrada »

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , | 3 Comments »

Huele a azufre en el pantano: The Gun Club y “Fire of love”

Posted by jlfercan en octubre 5, 2009

El otro día dedicaba un post a Inger Lorre y sus Nymphs, y hoy me dispongo a hacer lo mismo con el irrepetible Jeffrey Lee Pierce. Al igual que en el caso de Inger, The Gun Club tenían el potencial para haber llegado lejos, pero fueron unos adelantados a su tiempo, y la incomprensión de público e industria frustraron sus planes. Últimamente escucho a todas horas “Fire of love”, el disco por el que serán recordados, y cada vez que suena el atronador inicio de “Sex beat”, creo estar ante el mejor álbum de Rock de todos los tiempos. Gracias a The Gun Club, el Blues volvió a ser la música del diablo.

gunclubDe haber aparecido unos años más tarde, cuando la industria apoyaba sonidos más oscuros y retorcidos, “Fire of love” quizá figuraría en todas las listas de discos clásicos del Rock, y probablemente The Gun Club hubiesen alcanzado cierta fama, o al menos se hubiesen hecho con una sólida base de fans. The Cramps lo consiguieron en circunstancias parecidas a base de perseverancia y trabajo duro, pero la personalidad de Jeffrey Lee Pierce estaba bastante alejada de la profesionalidad que siempre ha caracterizado la trayectoria de Lux y Poison. Inseguro y autodestructivo, el vocalista moriría sólo, deprimido y arruinado en 1996.

Pero no es momento de lamentarnos, sino de reivindicar la figura de uno de los intérpretes más personales de su época. The Gun Club crearon un Blues bastardo impregnado de heroína, sangre y magia negra. Basta con buscar en Youtube cualquiera de sus filmaciones en directo para comprobar el carisma de Lee Pierce como intérprete, poseedor de la presencia chamánica de todo un Jim Morrison. Fueron pioneros incomprendidos con todo lo que ello conlleva, demasiado Punks para los fans del Blues y demasiado enraizados a su vez para los punk rockers, pero su debut es la clase de disco que no envejece jamás.

Como tantos otros, me introduje en la música de The Gun Club a través de Mark Lanegan, que incluyó una versión del grupo en su álbum del 98 “I’ll take care of you”. En aquellos años Lanegan era uno de los artistas más fiables del momento, y en cuanto me hice con una copia de “Fire of love”, directamente me hechizó. Nunca volverían a grabar nada de ese nivel, pero la energía electrizante que recorre cada surco, y esa particularísima reinterpretación del Blues colisionando con la energía primigenia del Punk Rock sigue teniendo vigencia a día de hoy.

gunclub6 Leer el resto de esta entrada »

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , , , | 2 Comments »

La magia de Eilen Jewell

Posted by jlfercan en octubre 5, 2009

Llevo varios años siguiendo su carrera, y después de ver su actuación en Gijón hace un par de días, no puedo evitar dedicarle unas cuantas líneas y recomendar su música a todos los que os pasáis por aqui. Confiaba en ver una buena actuación, pero mi primer contacto con Eilen Jewell en vivo simplemente desbordó mis mejores expectativas. Desde que se subió al escenario de la sala Acapulco, y se arrancó con “Sweet Rose”, Eilen nos hechizó con la profundidad de su voz. Hipnótica en los momentos más intimistas, rotunda y desenvuelta en los más rockeros, evocadora en esas otras canciones Country con sabor a carretera y poca fortuna, nos habló de la añoranza que siente por su Idaho natal, y consiguió hacernos echar de menos lugares que nunca hemos conocido. Intercalando lo mejor de sus dos últimos discos, y algún tema suelto del que fuera su debut, “Boundary County”, mientras sus músicos ponían toda la carne en el asador.

eil2Sorprendente su complicidad con la audiencia, sin dejar de bromear, en perfecto español, y atendiendo todas y cada una de las peticiones de ésta. Como sorprendente fue la pasión que transmitió por sus artistas favoritos a lo largo del show. Tuvo palabras para “la gran Billie Holiday”, para los Them de Van Morrison, para las Shirelles y los Yardbirds, para “su artista favorita, Loretta Lynn”, e incluso para “su novio, Hank Williams”, e interpretó temas de todos ellos. Con ese desesperado “Fine and mellow” de la inolvidable Lady Day, consiguió ponernos los pelos de punta.  Otros artistas resultan populacheros al incluir varias versiones en sus conciertos. En su caso, y gracias a sus personales relecturas, las canciones de los artistas citados encajaron como un guante. Leer el resto de esta entrada »

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , , , | Leave a Comment »

Recordando a The Nymphs

Posted by jlfercan en septiembre 27, 2009

Pocos les recuerdan a día de hoy, pero la de Inger Lorre fue una de las personalidades más explosivas de los 90, y el auge y declive de su banda The Nymphs, una de las grandes injusticias de la época. De modo que me gustaría aprovechar este modesto blog para recomendar su debut, “Nymphs” (1991) y recordar a una formación muy especial, y a mi entender, injustamente olvidada. No es sólo que sea complicado localizar su único disco, descatalogado desde hace años y sin posibilidad de reedición a la vista, sino que, incluso a la hora de escribir unas líneas como éstas es complicado encontrar fotos del grupo en Internet.

ny6The Nymphs eran una banda maravillosa, pero no estaban hechos para acatar las duras reglas de la industria musical, y podemos decir que ésta les acabó destruyendo. Contar con una personalidad tan extrema como la de su vocalista Inger Lorre tampoco ayudó, y arrojaron la toalla justo cuando parecían tener el viento a su favor. Podríamos definir a Inger como una versión femenina de Perry Farell sin miedo a exagerar. No es que los Nymphs y Jane’s Addiction compartieran demasiadas similitudes en cuanto a sonido, pero ambos venían de la misma escena (el underground de L.A. a finales de los 80), y sin duda Inger era tan iconoclasta y provocadora como el Farrell de los buenos tiempos.

Geffen los fichó, entusiasmados con la histeria que la banda desataba en sus conciertos, y habiendo tomado nota del éxito de Jane’s. Su sonido era único y misterioso, reinventando un Hard Rock dominado por guitarras densas, y un cierto regusto Glam, algo totalmente mágico y personal. Pero si algo destacaba, era el magnetismo de Inger y su desquiciada personalidad. Estaba destinada a convertirse en una estrella. Víctima de una violación en su adolescencia, de manos de un perturbado que la recogió mientras hacía autostop, parecía vaciar toda su rabia en sus caóticas actuaciones, y escribía letras de alto voltaje emocional. Bajo la protección del mismo sello que tenía en nómina a Guns N’ Roses y Nirvana, todo parecía estar a punto para el éxito comercial. Bastaba con ser buenos chicos y vender el producto, y Inger y sus compañeros podrían convertirse pronto en decadentes estrellas millonarias. Leer el resto de esta entrada »

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , , , , | 1 Comment »

Cracker vuelven con “Sunrise in the land of milk and honey”, su mejor disco en una década

Posted by jlfercan en septiembre 21, 2009

Cracker siempre fue una banda oscurecida por sus contemporáneos. Teniendo en cuenta el maremagnum de creatividad que vivimos en los 90, era complicado encontrar un hueco para prestar algo de atención a discos tan sólidos como “Kerosene hat” o “The golden age”. Pese al super single “Low”, nunca dejaron de ser ese gran secreto compartido por unos cuantos fanáticos, la clase de banda que da lo mejor de sí misma en cada trabajo sin hacer demasiado ruido. Si esto ya les sucedía cuando contaban con el apoyo de una multinacional, la situación actual del mercado discográfico (más fragmentado que nunca) parece jugar en su contra, y es que “Sunrise in the land of milk and honey” se editó a finales de verano y apenas ha tenido repercusión alguna, algo sangrante cuando estamos ante lo mejor que hayan grabado desde “Gentleman Blues” (1998).

cracNo es el mejor momento para una banda underground que siempre aspiró a subir a primera, pero parece que en la independencia hayan encontrado de una vez por todas su identidad como músicos. Resignándose a encarnar un papel menor, sí, pero dejando a un lado, de una vez por todas, la consabida búsqueda del hit y las presiones para adaptarse a las sonoridades de cada momento, eso que distorsiona tantas carreras de bandas incapaces de alcanzar el éxito comercial.

La madurez no pareció sentar demasiado bien a Cracker, y haciendo balance de la década que está a punto de finalizar, podemos hablar de un pequeño declive que empezó con “Forever” (2000), su álbum más Pop, y un disco emparentado con el “Smile” de The Jayhawks en cuanto a fecha de publicación, pretensiones y resultados finales. Allí había buenas canciones como “Brides of neptune” o “Guarded by monkeys”, pero la sensación general era que su evolución era hacia la convencionalidad y la autocomplacencia. El disco de versiones country “Countrysides” y el Ep en clave bluegrass que publicaron posteriormente fueron divertimentos puntuales (e intrascendentes), que muchos recordamos con cariño, ya que los presentaron en una gira que les trajo por primera vez a España. Pude verles en directo en Santiago de Compostela, y me dieron justo lo que esperaba. Incluso los temas de “Forever” sonaron a clásicos.  La gran decepción llegó con “Greenland” en 2006. Una obra dispersa, larga en exceso, experimental en casi todos sus cortes, y donde no había ni rastro de lo que les había hecho grandes en el pasado. Leer el resto de esta entrada »

Posted in Uncategorized | Etiquetado: , , , | 5 Comments »